Dios con nosotros

YO ESTOY AQUÍ (4º Adviento A – Mateo 1,18-24 / Isaías 7,10-14 / Romanos 1,1-7)

Los textos nos ayudan a reflexionar nuestra realidad desde los gestos, pensamientos, dudas, conflictos que se nos presentan en nuestra vida, como lo vivió José. Sabiendo que Dios, está con nosotros, Dios es quien nos salva.

El evangelio de Mateo (Mt 1,18-24) presenta a Jesús, como Hijo de Dios y su Madre María, comprometida con José, un hombre justo, con proyectos de formar una familia común de la época. “La joven está embarazada y da a Luz un varón a quien le pone el nombre de Emanuel, Dios con nosotros”, anuncia el profeta Isaías.

Sin embargo, el proyecto de Dios al enviar a su Hijo Jesús, se extiende a toda la humanidad, no se queda en una familia. María, al concebir este Hijo por obra del Espíritu Santo, adhiere a este proyecto del Amor pensado por el Padre. Ella ya tomó su decisión, lo demás corre por parte de su comprometido José, y de la sociedad.

Me imagino las dudas que invadían a José, la angustia, sus pensamientos, conflictos a partir de esta situación, el embarazo inexplicable de María y sobre todo la mirada de la sociedad, las leyes que sobrepasaban en ese momento y más sabiendo que él era un hombre justo, que respetaba las leyes.

El evangelio relata que tuvo que intervenir un Ángel para que aclare su mente y corazón, sus pensamientos y su accionar de José. La presencia del Ángel ayuda a entender que sólo Dios, Padre y Madre, es el que engendra vida, es él quien toma la iniciativa a favor de la humanidad, en medio de tanta cultura de muerte.

Con estos datos reflexionamos nuestras realidades. Cuántas mujeres jóvenes, adultas y adolescentes, no entienden que es Dios quien engendra la vida en su seno, y muchas deciden no recibirla ni respetarla, adhiriendo a la muerte con abortos. Y cuántos varones, al enterarse del embarazo de su pareja salen huyendo, no enfrentan la situación ni se responsabilizan de su paternidad.

Pero también olvidamos que Dios está con nosotros, él se hace presente en nuestras vidas mostrándose por medio de sueños, de ángeles que nos ayudan a ver con esperanza y luz nuestras realidades, en rostros de amigos, familiares, que aman la vida y que muchas veces no queremos escucharlos.

Seamos mensajeros de Dios, generemos vida y amemos, ayudemos a otros a amar la vida. Seamos presencia viva de Dios, seamos gestos, signos y rostros de la Buena Noticia, Jesús es Hijo de Dios, confiemos en su presencia, es él quien nos salva de toda situación difícil.

Recemos por todas las madres solteras que fueron abandonadas por los hombres y no asumieron su paternidad, por esas madres que han decidido adherir a la vida engendrada por Dios, el Dios que está, hoy, ayer y siempre con nosotros, que camina junto a cada hombre y mujer de esta tierra.

Recemos también por esos hombres justos, padres de corazón, que entregan su vida por amor a sus hijos que Dios puso en su camino.

María Angélica Bejarano
Parroquia Ntra. Sra. de Loreto, Alto Comedero-Jujuy


.

Recursos para acompañar la reflexión bíblica de la semana

Servicio Bíblico Latinoamericano (Koinonía) (lecturas y comentarios para toda la semana, para descargar en formato de texto)
Experiencia interior (José Antonio Pagola)
Lo divino en Jesús no puede percibirse por los sentidos (Fray Marcos)
Lo que José debía hacer (Martín Weichs svd)
Teatro de los sueños (Vicente Martínez)
Asombro ante el misterio (José Luis Sicre)
El nombre de Jesús (África de la Cruz Tomé)
Adviento, una Mujer Embarazada (Xabier Pikaza)
Cambio de planes (Video semanal – Quiero ver)

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.