Un hacedor silencioso

Reconocimiento y agradecimiento al Hno. “Boni” Buet svd, por los años de servicio brindados en la comunidad parroquial de Godoy Cruz-Mendoza.

Hno. Boni (centro)

Hace varios años llegaba un Hermano religioso a la parroquia Espíritu Santo, el Hno. Boni. Toda una incertidumbre, era argentino, venía de trabajar desde varios años de un colegio. ¿Qué cosas podía hacer y qué no? Nadie lo tenía bien en claro, iba a ser toda una experiencia. Y realmente lo fue, para todos fue algo distinto, no era un cura el que nos iba a acompañar en las tareas pastorales.

Subido en su bicicleta empezó a recorrer los alrededores de la parroquia, donde no todos íbamos, extendiendo los límites, sumando a los barrios que estaban “esperando que los fuéramos a ver”. Después de un tiempo de andar por allí ya todos lo conocían, el “padre Boni”, mientras tomaba mate con ellos, los animaba a bautizarse. Y empezó a buscar gente para la catequesis, y así comenzaron en el comedor de una casa, en una cochera, en el patio, no importaba dónde, sino que la Palabra de Dios llegara a la mayor cantidad de gente posible, sumándolos a la vida parroquial. Y lo fue logrando con su simpleza, su humildad, su simpatía. “La barriada” le abrió la puerta de sus casas, lo aceptó, lo escuchó.

Y se sumó a las actividades de los comedores, participando en reuniones municipales y otras tantas, siempre estaba presente. En las misiones, los pesebres, los vía crucis, constantemente estaba organizando, empujando, liderando, pero sin mostrarse como protagonista, un hacedor silencioso. Una verdadera muestra del carisma misionero de nuestra congregación del Verbo Divino.

A vos Boni, nuestra comunidad parroquial sólo tiene para decirte “muchas gracias”, gracias por dar testimonio con tu ejemplo de lo que es la humildad y la sencillez, un servicio desinteresado, a no complicarnos con las formas, a pensar “qué diría Jesús de esto”…

Vamos a extrañar tus correos con las noticias de la Congregación, tus mates, tus asados, tu vasito de vino, los partidos de bochas, tu sonrisa contagiosa.

Gracias, gracias Boni, por enseñarnos a tener “olor a ovejas”.

Parroquia Espíritu Santo
Godoy Cruz – Mendoza

Etiquetas: , . Bookmark the permalink.

2 Comentarios en Un hacedor silencioso

  1. Ulema Tion says:

    Por donde pasa deja huellas imborrables, hermosa persona, con un don especial que sólo viene de Dios.

  2. Alicia Puglioli says:

    Nos enseñó a salir… ahora es nuestro tiempo de continuar sus huellas! GRACIAS a Dios por haberlo puesto en nuestro peregrinar diario… “misionero entre los más humildes y necesitados”… BENDECIDO SEA, HOY Y SIEMPRE.

Dejar un comentario