Algunas perspectivas teológico-pastorales a la luz de la V Conferencia General de CELAM en Aparecida

Artículo del Mes – Nº 31, marzo 2017

¿Puede haber algún programa para seguir encarnando en la historia el Evangelio? Una respuesta apropiada la brinda san Juan Pablo II, en NMI 29: “No se trata, pues, de inventar un nuevo programa. El programa ya existe. Es el de siempre, recogido por el Evangelio y la Tradición viva. Se centra, en definitiva, en Cristo mismo, al que hay que conocer, amar e imitar, para vivir en él la vida trinitaria y transformar con él la historia hasta su perfeccionamiento en la Jerusalén celeste. Es un programa que no cambia al variar los tiempos y las culturas, aunque tiene cuenta del tiempo y de la cultura para un verdadero diálogo y una comunicación eficaz. Sin embargo, es necesario que el programa formule orientaciones pastorales adecuadas a las condiciones de cada comunidad”.

Esto es lo que intentamos relevar en nuestro estudio. La historia continúa y seguirá exigiendo nuevas respuestas y nuevos compromisos, porque el Señor, viene a hacer nuevas todas las cosas (Ap 21,5).

.

Etiquetas: . Bookmark the permalink.

Comments are closed.