Jesús vive en nosotros

YO ESTOY AQUÍ (Domingo de Resurrección – Juan 20,1-9)

En el Evangelio de hoy, San Juan nos relata un pasaje de la Resurrección de Jesús, en el que María Magdalena desempeña un papel esencial por ser ella la primera en ver que la piedra del sepulcro ha sido removida y comunicar lo que ha visto a los discípulos. Después de ver la piedra removida, ella pensó que el cuerpo del Señor había sido robado por que no se encontraba dentro del sepulcro. Esto es lo que les comunica a los discípulos.

¿Qué significa para nosotros la piedra removida del sepulcro? ¿Puede significar, solamente, que robaron el cuerpo de nuestro Señor? ¿O significar que la muerte fue vencida por la Resurrección que lleva a la Vida Eterna?

Ante el aviso de que el sepulcro estaba abierto, los discípulos salen corriendo. Al llegar Pedro ve que las vendas están en el suelo y el sudario, que cubría la cabeza de Jesús, estaba en otro lugar, enrollado. Se ve la presencia de la muerte porque están las mortajas que envolvían el cuerpo del Señor, pero él ya no se encuentra. Jesús se ha liberado de todos los signos de la muerte para resurgir vivo y vencedor. El discípulo amado también contempla la misma escena, pero a diferencia de Pedro, que se detiene a observar los objetos funerarios dejados en la tumba; o de María Magdalena que piensa que el cuerpo ha sido robado, cree que el Señor ha resucitado, llegando así a la esencia de la fe pascual.

De esta manera, la Resurrección nos muestra el paso de la vida terrenal a la Vida Eterna.

Raúl Oscar Vilca
Parroquia San Cayetano, Palpalá-Jujuy

Etiquetas: . Bookmark the permalink.

Comments are closed.