Pentecostés, ser testigos de Cristo

YO ESTOY AQUÍ (Pentecostés – Juan 20,19-23 / Hechos 2,1-11 / 1Corintios 12,3b-7.12-13)

Pentecostés es el día en que Cristo glorificado y sentado a la derecha del Padre, envió sobre la Iglesia el Espíritu Santo que había prometido a los apóstoles. Desde aquel día, los discípulos de Jesús salieron a anunciar la buena noticia a todas las naciones. Hoy, cuando se cumplió la promesa del Padre de darnos el Espíritu Santo, debemos ser testigos de él. ¿Pero que significa ser testigo de Cristo hoy?

Primero, ser testigos de Cristo es ser sacramento de él. Yo soy testigo cuando hago presente a Dios. Se es testigo cuando los demás ven nuestro modo de vivir, nuestro comportamiento, nuestras palabras vean la presencia de Dios, vean el amor y la misericordia de Dios.

Segundo, ser testigos de Cristo es ser su instrumento. Desde el Génesis al Apocalipsis, Dios siempre actúa a través de las mediaciones humanas hasta la llegada de Jesús. Ser testigos, en este sentido, es permitir que Cristo nos utilice como sus instrumentos.

Tercero, ser testigos es ser hombres y mujeres de esperanza en el mundo de las personas abatidas, desilusionadas, sin trabajo y abandonadas. Dios quiere que seamos instrumentos de esperanza en ellas.

Cuarto, Dios es ser templo del Espíritu Santo. Eso significa vivir conforme con el evangelio, vivir conforme con los valores del Reino, de los valores de justicia, verdad, paz, amor, y caridad.

Entonces, el espíritu Santo nos ayuda a ser testigos del sacramento, instrumento, esperanza y templo del Espíritu Santo. Todos hemos recibidos el Espíritu Santo que nos hace testigos y que expresamos en la lengua de los vecinos y amigos, compañeros y compañeras de trabajo, de estudio y de diversión. Todos tienen derecho a oír y proclamar la maravilla de Dios.

Francisco Betekeneng svd
Parroquia San Vito, Ezpeleta – Buenos Aires


.

Recursos para acompañar la reflexión bíblica de la semana

Servicio Bíblico Latinoamericano (Koinonía) (lecturas y comentarios para toda la semana, para descargar en formato de texto)
Pentecostés (Vicente Martínez)
Para el Greco, María Magdalena vale por ciento siete (José Luis Sicre)
Dios es todo Espíritu y sólo Espíritu (Fray Marcos)
Vivir a Dios desde dentro (José Antonio Pagola)
Su aliento: antídoto para los des-alentados (Magdalena Bennasar)
Pentecostés, patria de todos los pueblos: Persas, medos, elamitas… (Xabier Pikaza)
Alegría confiada (Video semanal – Quiero ver)

Etiquetas: . Bookmark the permalink.

Comments are closed.