Hacer el bien

YO ESTOY AQUÍ (13º Domingo B – Marcos 5,21-43 / Sabiduría 1,13-15.2,23-24 / 2Corintios 8,7.9.13-16)

 

Decía San Pablo que Jesús pasaba su vida haciendo el bien, y creo que todos sabemos que Jesús hizo muchas cosas en su vida, curando a los enfermos, dando de comer a los hambrientos, curando a los niños.

Justamente, el evangelio que vamos a reflexionar nos habla de la curación. Un hombre vino a buscarlo, ese hombre se llamaba Jairo, uno de los jefes de la sinagoga. Lo buscaba porque creía en Jesús, lo buscaba porque confiaba en Jesús, lo buscaba porque tenía fe en Jesús. Por eso, cuando la hija estaba enferma, el vino a buscar a Jesús pidiéndole que vaya a su casa a curarla, pero ¿qué pasó en el camino? En el camino se encuentra con otra mujer, la mujer enferma desde hace doce años, también ella buscaba a Jesús para curarse. Cuando toque su manto me curará y trató de tocar el manto de Jesús y cuando lo tocó, ella se curó. Pero Jesús se dio cuenta de que hay algo que pierde de su cuerpo, hay algo que salió de su cuerpo, por eso preguntó ¿quién me tocó? La mujer con mucho miedo y con mucha dificultad se acercó y confesó. Y Jesús le dijo hija tu fe te ha salvado.

Y mientras tanto, llegó la noticia de que la hija de Jairo ya estaba muerta. Para qué molestar al maestro, tu hija ya está muerta. Pero Jesús le dijo, la niña no está muerta, sino que duerme. Jesús fue a la casa de Jairo tocó la niña, la levantó y le decía “talita kum”, levántate, yo te ordeno. Y la niña se levantó.

¿Cuál es nuestra actitud en nuestra vida cotidiana? Como seguidores de Jesús, ¿qué podemos hacer frente a una realidad, frente a una dificultad de la vida? Tenemos que seguir el ejemplo de Jesús, ayudando a los demás. Dar de comer al hambriento, ayudar y visitar a los enfermos, llevar la buena noticia a los más necesitados.

Jesús nos invita y nos enseña a nosotros con su actitud, ir hacia los demás, ir hacia los más necesitados. Ojalá que el evangelio de hoy nos invite y nos haga más discípulos de Jesús, imitándolo a él y poner en práctica su enseñanza.

Miguel Migu Kein svd
Parroquia Sagrado Corazón, Picún Leufú-Neuquén

Etiquetas: .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.