Estar con el hermano

Este proyecto nace desde la dimensión de JUPIC (Justicia y Paz e Integridad de la Creación), mirando las necesidades de algunas familias de Palpalá-Jujuy, que padecen por la injusticia de la sociedad, necesidades materiales y espirituales.

Al comienzo hemos querido ayudar a las familias brindándoles la oportunidad de emprender su propia fuente de ingreso facilitándoles materiales necesarios (hornos, freezer, carliteras, balanzas, etc.), se logró asistir a 7 familias para que emprendan su propio trabajo.

Por las fuertes lluvias surge otra necesidad, de asistir a las familias que padecen la inundación en las periferias del barrio 23 de agosto. También se asiste con mercaderías a las familias de escasos recursos que pertenecen a la jurisdicción de la Parroquia San Cayetano. Previo diagnóstico de la realidad, se acompaña a las familias durante tres meses hasta que logren regularizar su situación.

Se anima a la comunidad parroquial a colaborar con mercaderías. La modalidad es que las familias presten su colaboración llevando lo poco que puedan brindar, presentándolo en la ofrenda de la misa de los domingos, con la intención que sea, la misma familia que la ofrezca, y así despertar en la gente la cooperación misionera.

Se realizó también la visita a las familias que viven y trabajan en el basural, localizado a unos 10 Km aproximadamente, al sur de la ciudad de Palpalá, provincia de Jujuy. Comenzamos el proyecto realizando una visita al basural, para luego hacer un diagnóstico de la situación y necesidades de las familias, con el objetivo de cubrir las necesidades básicas. Descubrimos que hasta el momento nunca fueron visitados por la Iglesia u otra organización. Al comienzo visitamos a 15 familias, a las cuales asistimos con bolsones de mercadería, ropas, tanto para personas mayores como para niños. Procuramos realizar estas visitas por lo menos dos veces al mes.

Venimos realizando esta labor desde el principio del año, a la fecha tenemos anotadas 63 familias. Tenemos el propósito de evangelizar primero haciéndonos amigos, para entrar en confianza y para que no nos tomen como si fuéramos un grupo político, donde prometemos algo y luego no cumplimos. Lo primero que observamos en ellos fue una mirada de desconfianza, desprecio y vergüenza por el trabajo que realizan.

No nos queremos quedar sólo en lo material, sino que el objetivo es lograr la evangelización y humanizar su situación, para ello realizaremos diferentes encuentros de forma creativa, para acercarnos y entrar en confianza.

Debo destacar que se está trabajando en forma conjunta. Caritas Parroquial nos brinda ropa y calzados, que son seleccionados para cada familia. Legión de María y los mensajeros colaboran realizando visitas a las familias, detectando familias carenciadas e invitando a la comunidad a llevar su ofrenda de mercadería en cada misa. El consejo económico colaboró con la compra de elementos necesarios que no fueron ofrecidos por la comunidad (guantes, barbijos, pañales, bolsas para armar los bolsones de mercaderías). Como equipo de JUPIC, también debemos agradecer la iniciativa, el acompañamiento y asesoramiento de nuestros sacerdotes Verbitas y al equipo de JUPIC, el cual cuenta por ahora con cuatro integrantes, Carmen, Héctor, Fani y Víctor.

Víctor Diego García
Referente de JUPIC
Parroquia San Cayetano, Palpalá-Jujuy

Etiquetas: , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.