Dejen que los niños vengan a mí

YO ESTOY AQUÍ (27º Domingo B – Mc 10,2-16 / Génesis 2,18-24 / Hebreos 2,9-11)

El evangelio del día de hoy, nos habla de un precepto que debe de estar presente en todas nuestras acciones y decisiones. Mucho más en la vida religiosa, en la vida sacerdotal, en la vida del hermano y en la vida del laico. Dado que Jesús nos habla y nos dice que debemos de estar siempre a favor de la humanidad y en especial de los más pequeños.

El fruto de nuestra entrega como religiosos sacerdotes, hermanos y laicos, es unir a la humanidad en hermandad y alegría, bienestar, respeto, igualdad, inclusión y salud. Y todos estamos de acuerdo en esto, todos decimos: sí, así es, en la Biblia lo dice en los Evangelios, lo dice en el Antiguo Testamento, es más, lo dice muy claro en la persona de Jesús, en las acciones que Jesús lleva a cabo, siempre a favor de los pequeños. Es algo verificable, que está en todo el recorrido de la persona de Jesús que nos narran los Evangelios.

Sin embargo, la pregunta que el Evangelio nos hace a todos nosotros, creo es la siguiente: ¿Esto es para todos o hay alguien que está excluido? El desafío de todos los creyentes es saber leer la realidad y lo que está ocurriendo a nuestro alrededor y dar respuestas concretas a nuestra realidad. Cada uno debemos de contestar esta pregunta desde la cotidianidad, desde quién eres, la persona de fe es auténtica y seria. Si eres un laico, responder desde tus posibilidades, si eres un sacerdote responder en tu pastoral, si eres un religioso responder desde tu carisma, si eres un provincial u obispo desde tu responsabilidad. Se espera que seamos personas que muestren en sus acciones la persona de Jesús, es decir, el Rostro Misericordioso de Dios.

65 millones de refugiados-desplazados; 7 millones de Colombianos, Afganos, Iraquíes, Yemen y Venezuela; 3500 muertos en este año 2018; 65 millones buscan refugio; 15 millones tienen amparo. De 65 millones, el 51% son niños. 24 personas por minuto dejan su país…

¿Qué nos dice esto? ¿Qué representa el Evangelio para los cristianos? Es la guía para los cristianos y la humanidad, que tiene como frutos la hermandad y libertad de todas las personas.

Ricardo González svd
Coordinador JUPIC
Hogar Madre Teresa de Calcuta – Quilmes

Etiquetas: .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.