Día de la Solidaridad

El 22 de junio, en la Vicaría San Nicolás de la localidad de Ruiz de Montoya, se declaró para la posteridad, el día 22 de junio, como “Día de la Solidaridad” en todo el ámbito Municipal, en Homenaje a la labor realizada por el P. José Marx SVD. A continuación la promulgación de la Declaración:

.

HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE
MUNICIPALIDAD DE RUIZ DE MONTOYA
PROVINCIA DE MISIONES

Ruiz de Montoya (Mnes), 03 de junio de 2010.

DECLARACIÓN Nº 03/2010

VISTO: El aniversario del fallecimiento del Padre JOSE MARX, ocurrido el 22 de junio de 2009; y

QUE en vida, el Padre JOSE MARX se desempeñaba como sacerdote de la iglesia local San NICOLAS DE FLEÚR Y atendfa todas las capillas de nuestra comunidad.

QUE su obra episcopal se complementaba con numerosas actividades de nivel cultural.

QUE mantuvo una activa relación con los distintos estamentos sociales, caracterizándose por su notable y amplio espíritu solidario, interesándose principalmente por los más humildes, la educación de los jóvenes oriundos de zonas rurales y la situación aborigen íntegramente.

QUE este Honorable Concejo Deliberante, considera procedente rendirle homenaje por tan ilustre como destacada labor.

Por ello:

EL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE RUIZ DE MONTOYA – MNES. DECLARA

ARTICULO N° 1: DECLARASE para la posteridad, el día 22 de junio como “DIA DE LA

SOLIDARIDAD” en todo el ámbito Municipal en Homenaje a la labor realizada por el Padre JOSE MARX, e invitar a todas las Instituciones a fomentar el conocimiento de la obra del sacerdote como así también fortalecer el valor de Solidaridad.

ARTICULO N° 2: REGISTRESE, comuníquese al Departamento Ejecutivo y cumplido ARCHIVESE.

José Bernardy                 Marta Otto de Kaelin                       Daniel Schweri
Concejal                             Concejal                                  Presidente

.

Poema para José

Cuántas palabras de consuelo ofreciste
mientras te ocupabas de aliviar a los pobres
con gestos luminosos que realizaron sueños.

No pudiste suprimir los sufrimientos
pero ofreciste tu ímpetu para aplacarlos.

Combinaste tu humanidad con el mandato divino,
confiando y arrojándote tras la misión que asumiste con amor.

Imagino que andarás abriendo puertas,
abrazando nuevas causas,
emprendiendo como emprendiste en vida tus proyectos…
con la velocidad que dejaba polvo y huellas.

Tantos sentimientos supiste inspirar,
a veces opuestos, de amor y enojo, pero nunca vagos.

Hombre y elegido,
te recordamos con tu lámpara en lo alto
iluminando inefablemente todo aquello que da sentido a la vida.

Inés A. Vollmann de Gorina

Marcar el Enlace permanente.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.