Mi primera Fiesta Patronal

A dos meses y medio desde mi llegada a la parroquia Ntra. Sra. de Luján, tuve la oportunidad de celebrar la gran fiesta patronal con toda la comunidad en el día 8 de mayo de 2010. La fiesta que se celebró a la vez como una tradición y una demostración de fe con mucha carga de cariño y respeto hacia la santa patrona Nuestra Señora de Luján. Todo esto se demostró en la participación de la mayoría de la comunidad tanto en lo espiritual como en lo social-cultural.

Un mes antes de la fiesta los misioneros visitaban las casas, confrontando y compartiendo su fe para con sus hermanos. La misión con un tinte diferente que la de los años anteriores. Ya no solamente llevar la imagen de la santa patrona, dejar algunas estampitas y recitar un Padre Nuestro y las tres Ave María, sino a través de la presencia cercana y el “diálogo profético” crecen y se fortalecen en la fe y el compromiso cristiano. La misión es más que lo acostumbrado. Es dinámica y creativa en acción según la guía y el impulso del gran protagonista, el Espíritu Santo.

Varias capillas/comunidades se encargaron de organizar y animar los días de la novena preparatoria. Los laicos presentaron sus reflexiones acerca de María con sus palabras sencillas compartiendo sus reflexiones y sus vivencias de la fe como hijos e hijas de María. Es una manera de dar la mayor participación a los laicos y los sacerdotes están a lado de ellos acompañándoles y guiándoles.

En el mismo día de la fiesta, se celebraron dos Eucaristías, la de las 9:00hs para rezar por la patria que celebró el bicentenario y la de las 19:00hs que era la misa principal del festejo patronal. Llevábamos la imagen de la Madre a recorrer las calles de los barios en una solemne procesión con rezos, cantos y aclamaciones y luego con Ella celebrábamos el banquete preparado por el Hijo para todos sus amigos. Todos asistían a la liturgia festiva con corazón alegre y feliz.

Los jóvenes de la parroquia continuaron viviendo esta alegría entre cantos y bailes en un fogón familiar apoyados por un buen grupo colaborador que les brindó el mate cosido y chipas calentitas. Como parte del festejo, la comunidad organizó un almuerzo comunitario compartido en el predio de la parroquia. No faltaron excelentes melodías de los grupos musicales de la zona que animaron los bailes populares como chamamé, chotis entre otros.

Era la fiesta de una familia parroquial que está trabajando fuertemente en organizar una Comunidad de Comunidades. En el marco de este objetivo, la fiesta patronal es el culto comunitario que crea la comunión fraternal.

Vicente Tadji, SVD
Parroquia “Ntra. Sra. de Luján”
GARUPÁ – Misiones

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.