¿Dónde vives?

Un ciclo que se cierra


Al igual que los primeros discípulos del evangelio, motivados por la curiosidad de saber donde vivía el Maestro, un grupo de jóvenes hemos transitado este año en el postulantado de la congregación en Córdoba. Por diferentes medios y caminos el Señor se encargó de poner en nosotros el deseo de conocerlo un poco más y nos encontramos de diferentes provincias y naciones en una comunidad formativa. Hoy elevo mi gratitud a Dios por el servicio al que sido convocado, junto a mis cohermanos Bonifacio Baos y Wieslaw Wisnieswki, animando a los jóvenes en su discernimiento en el inicio de la vida religiosa.

Semanalmente nuestra vida comunitaria ha transcurrido entre la oración, el trabajo en el parque y huerta, el deporte, los diferentes servicios (cocina, lavado, liturgia, limpieza de la casa, etc), pastoral, estudio, talleres, retiros, reuniones formativas, desiertos y los paseos comunitarios. Los martes y jueves participaban en el centro de formación intercongregacional dirigido a postulantados y noviciados de Córdoba – EMAÚS. Allí el grupo de primer año ha realizado materias de formación humana, literatura y métodos de estudio, historia bíblica, iniciación a la vida cristiana, lectura orante. El grupo de segundo año ha tenido curso de conocimiento y desarrollo interior, iniciación a la liturgia, lectura orante, formación de la conciencia, vida consagrada. En el mismo centro han tenido algunos talleres intensivos sobre afectividad, Lectio Divina, sexualidad, oración, etc. Para reforzar los temas que brindaba el centro EMAÚS, en la casa hemos dedicado tiempo y espacios para el encuentro y la reflexión comunitaria sobre los diversos temas que allí van profundizando. También hemos tenido en la casa, talleres con algunos cohermanos y profesionales sobre las dimensiones características de la SVD, psico-espiritualidad e inglés. Un espacio significativo han sido los inter – postulantados; encuentros mixtos de tres días, que se realizan en torno a un tema eje para ayudar en el proceso formativo de los jóvenes con temas como las raíces, la llamada, la comunidad y la opción.

Un punto no menos importante ha sido la colaboración en el Hogar P. Luchessi (albergue que contiene más de 400 niños bajo amparo judicial y también abuelos). Allí han realizado apoyo escolar, huerta, carpintería, albañilería, limpieza, atención de los minusválidos…, confrontando su proceso personal de discernimiento con un servicio concreto a quien más necesita.

Entre otras cosas propias del carácter, edad, procedencia cultural ha reinado un clima agradable, donde todos nos hemos sentido sostenidos en la certeza de que Aquél que nos llamó nunca nos abandona; viviendo cada uno su proceso personal con respeto y paciencia por el del otro.

En nombre de toda la comunidad, quiero agradecer a todos ustedes por acompañarnos con sus oraciones, sus aportes económicos y la presencia en algunos momentos. Hemos iniciado el año con diez postulantes provenientes de Jujuy, Santa Fe, Chaco, Misiones y Entre Ríos, de los cuales dos se retiraron en agosto. Continuaron en la comunidad haciendo su discernimiento ocho jóvenes, de los cuáles tres han pedido ser admitidos para hacer el noviciado el próximo año (Adrián Gunther de Misiones, Ariel Sosa de Chaco, Bernardo Bovier de Entre Ríos). Los restantes continuarán el segundo año del postulantado, al parecer vamos a disminuir en el número pues no hay perspectiva de nuevos ingresos para el año entrante, así que tendremos que seguir pidiendo al Señor de la mies que envíe vocaciones y que nosotros sepamos acogerlas y acompañar como corresponde.

Para finalizar, mis deseos de que el Verbo Divino – la Palabra Viva del Padre, en este tiempo nazca en cada corazón y reavive la esperanza de un año venidero, donde sigamos apostando por los valores del reino. Feliz Navidad y un bendecido 2011.

Hugo Calis SVD
Formador
Postulantado – Córdoba

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Una Respuesta a ¿Dónde vives?

  1. Javier Serna dice:

    Me da firmeza y alegría al saber que la labor tan amplia y ardua que cada día se están enfrentando es digno de admirar, pues Dios recompensa cada esfuerzo que el hombre con humildad y sencillez realiza por sus hermanos. Cuenten con mis oraciones, ya que de alguna u otra forma hacemos parte de esta tarea que a todos nos compete. Muchas gracias por los escritos tan profundos que tienen en esta página, pues me motiva para seguir en mi proceso vocacional. Que tengan una Semana Santa en el Señor y seguimos en contacto.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.