“El carro de mi paciencia va lento pero seguro…”

Saludamos cordialmente a toda la Provincia Argentina Este, que nos vio dar los primeros pasos en el seminario de la Congregación. Deseando que en este cierre del año, la fuerza del Espíritu Santo, ilumine y acompañe el año que vendrá, haciéndonos gozar de una celebración navideña llena de bendiciones junto al Emmanuel

El asunto de estas breves líneas, es para compartirles nuestro proceso formativo, que este año tuvo la feliz noticia de la admisión al noviciado. Por ello, trataremos de exponer de una manera breve, algunos aspectos y personas que estuvieron y están, en nuestro caminar durante este 2009.

Este año para nosotros tres, a sido de un profundo discernimiento vocacional a la vida Religiosas Misionera, y de un aprendizaje más hondo del carisma de la Congregación.

Pudimos fortalecernos en la oración comunitaria y personal; afirmarnos en la pastoral y en la parte académica; creciendo, madurando y reconociendo aspectos humanos a ir trabajando en adelante.

Esto lo pudimos hacer gracias, en primer lugar, a la gracia de Dios y a su constante llamado; en segundo lugar, a la disposición que tuvimos a las diferentes actividades, herramientas y vivencias del año, entre las cuales está el poseer un acompañante espiritual, que nos ayudó a reflexionar y reforzar nuestra relación con Dios entre otras cosas; el acompañamiento del P. Formador Bonifacio Baos, fue un aporte muy importante en nuestro caminar vocacional, dándonos aliento, confianza a través de un diálogo fraterno, ayudándonos a dar una respuesta favorable y clarificando nuestras motivaciones; la cercanía y compañía de Hugo Calis, con sus materiales y aportes, nos ayudó a ir haciendo una síntesis del camino recorrido y a proyectar nuestro futuro en la congregación, entre otras cosas.

Reconocemos que la vida humana no se realiza plenamente hasta el último momento de su existencia biológica, es por eso, que debemos seguir creciendo en el discipulado de Jesús. Tirarnos a los pies del Mesías como María en el Evangelio; ir a ver donde vive el Maestro y quedarnos todo el día con Él.

Sabiendo eso, y que Dios llama a quien quiere y en el momento que Él así lo tiene establecido, y que solo él es capaz de darnos la fuerza y la motivación para la vida Religiosa, vemos y creemos que el noviciado puede ser un buen momento.

De esta forma, queremos hacerles participes de esta gran alegría; aprovechando además esta oportunidad, para invitarles a la misa de inicio del Noviciado en Bialet Massé, el 11 de febrero del 2010. Están cordialmente invitados a esta nueva experiencia que emprenderemos y viviremos.

Por último, pedimos que se unan a nuestras oraciones, para que Dios lleve a feliz término la obra que ha empezado en nosotros. Nos despedimos implorando la gracia del Santo Espíritu, para hacer de la Misión de Cristo nuestra misión al estilo arnoldino.

Arturo, Nicolás, Claudio
2º Año Postulantado
Villa Allende – Córdoba

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.