Una de las primeras iglesias de Misiones

El templo San Francisco Javier se encuentra frente a la plaza central de “La Dulce”  y tiene una historia muy rica. La primera parroquia, establecida por los jesuitas, se halla en el sector de las reducciones.

SAN JAVIER. Esta localidad, conocida como “La Dulce”, es una de las más antiguas de la provincia. Tiene sus orígenes en la reducción jesuítica del mismo nombre, fundada en 1629 por la Compañía de Jesús, los sacerdotes jesuitas que llegaron desde España.

San Javier es una localidad llena de historia y belleza, pero dentro de los sitios históricos que exhibe se destaca la iglesia San Francisco Javier. Está ubicada en pleno centro, frente a la plaza central de la ciudad, como era tradicional cuando se fundaban los pueblos. La plaza, la iglesia, la comisaría, la Municipalidad y la escuela: todo se encontraba cerca y en el centro.

En el caso de este templo, está frente a la plaza y fue remodelado hace unos años para adecuarse al crecimiento local, según contó el padre Rómulo Lagicao, sacerdote verbita que está a cargo de la parroquia desde hace más de cinco años.

Lagicao explicó que “esta parroquia se fundó en 1692, cuando vinieron los jesuitas. Después de que ellos fueron expulsados, llegamos los misioneros del Verbo Divino, orden a la cual pertenecemos, y comenzó la organización de la parroquia”. El año de fundación de la iglesia es 1877, pero en realidad es de la refundación “después que se fueron los jesuitas”.

Los verbitas llegaron a San Javier en 1903, indicó Lagicao, y “seguimos con el trabajo de refundación con San Francisco Javier como patrono”.

El templo fue remodelado con el tiempo para poder acoger a la gran cantidad de feligreses que llegan hasta allí. “Esta iglesia tiene 40 parroquias a las que nosotros (somos dos sacerdotes) atendemos y preparamos. Es una comunidad muy preparada y dedicada a la Iglesia, pensamos que los verbitas hicimos un muy buen trabajo”, considera con orgullo el padre Lagicao, quien además explica que la tarea de los verbitas es “organizar y preparar la comunidad y estamos felices del trabajo que hicimos, porque esta comunidad está muy bien preparada, nosotros dos recorremos las capillas y asistimos y los feligreses están preparados, ya saben lo que tienen que hacer. Nuestra tarea, la de los verbitas, termina cuando esto sucede y le dejamos a los diocesanos, que son enviados por el Obispo”, explicó el sacerdote.

Con dos alas más, la iglesia San Francisco Javier fue remodelada hace unos años. “Antes tenía pinturas en los techos y eso se cambió, pero además de las ampliaciones, conserva bastante su diseño original”, contó el sacerdote. Incluso en la entrada colocaron una imagen del Santo Patrono.

Dónde y cómo se llega

San Javier está ubicada a orillas del río Uruguay y enfrente se encuentra la localidad brasileña de Porto Xavier.

El acceso a la localidad se hace por la ruta provincial 4 y se encuentra a 132 kilómetros de la ciudad capital.

Además de la rica historia que posee la ciudad y que es parte de su atractivo, en San Javier se encuentra el conocido Cerro Monje, donde cada Semana Santa, cientos de peregrinos se congregan para presenciar la recreación del Calvario de Cristo.

Además, la localidad cuenta desde 1961 con un Ingenio Azucarero, ya que la caña de azúcar es una de sus principales producciones.

Fuente: Diario “Primera Edición”, 13/07/2011

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.