“En la capacidad de emprender hay una gran revolución cultural”

Valores humanos. Barrios destacó el trabajo que varios docentes, estudiantes y ONG vienen realizando con artesanos y productores.

El doctor Benjamín Barrios, “el Padre Gigio” (SVD), brindó una conferencia en la Facultad de Exactas. Resaltó la necesidad de que la universidad respalde proyectos comunitarios.

POSADAS. El doctor Benjamín Eber Barrios, el “Padre Gigio” (SVD), director de la Facultade Arnaldo de Belo Horizonte (Mina Gerais, Brasil), visitó esta ciudad para participar de las primeras Jornadas de “Fortalecimiento del espíritu emprendedor y la recuperación de valores”, realizadas en la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales (ver nota relacionada). Tras la conferencia inaugural, dialogó con PRIMERA EDICIÓN sobre la necesidad de replantear el modelo educativo y la importancia de acompañar los emprendimientos laborales.

¿Porqué es necesario impulsar los emprendimientos laborales?

Escuchando los testimonios de los emprendedores participantes pudimos ver cómo gente con tan poca cosa, que sufrió tanta pobreza y violencia, logró empezar un pequeño negocio a partir de conseguir un pequeño préstamo (un microcrédito o subsidio). Hemos visitado varios proyectos de emprendimientos y conocimos muchas mujeres que se plantaron delante de la violencia, se unieron para trabajar y están produciendo una pequeña revolución dentro del hogar, en las cabezas de la familia y en la cabeza de ellas mismas. Allí el trabajo es dignidad, autovaloración, autoconocimiento de las capacidades y de las inteligencias que tiene cada persona.Yo creo que allí está una revolución cultural, emocional y antropológica: el ser humano está demostrando que tiene una capacidad impresionante de organizarse, de emprender.

¿Por qué hablamos de un desafío entre sociedad y universidad?

Hay organizaciones sociales, estudiantes y profesores, gente del Instituto Nacional de Tecnología Agrícola (Inta), del Banquito de la Buena Fe, que va a sentarse semanalmente y a poner sus conocimientos al servicio de estas personas para ayudarlas a desarrollar su emprendimiento laboral. Ahí hay una elegancia educativa, hay una actitud pedagógica, que anima a las personas a impulsarse para algo nuevo, a emprender. Por eso creo que estamos viviendo un proceso muy interesante, porque es la Facultad de (Ciencias) Exactas la que organizó estas jornadas, porque hay un grupo de profesores que está llegando a ese fondo humano, de valores humanos, que es universal. Eso es un lujo y no se da en otras facultades.

En su conferencia criticó la educación vigente en gran parte del mundo por ser masificadora, ¿eso obstaculiza la capacidad de emprender?

En el actual modelo de educación el educador tarda mucho en interesarse por descubrir junto con el papá y la mamá cuál es la capacidad real del niño, qué tipo de inteligencia tiene. Entonces somos introducidos en un colegio que es una masificación donde, aparentemente, somos todos iguales. Pero no somos todos iguales, tenemos diferentes capacidades y la única forma que uno valoriza su capacidad y se autoquiere es saber en qué somos diferentes.

Pero esta educación sólo busca masificar, incluso en su forma de evaluación, que es muy pobre: mide la capacidad de memorizar, cuando la inteligencia es mucho más amplia. Esta sociedad es poco democrática, porque no admite lo diferente.

¿Qué opina de los planes sociales?

Yo no tengo nada contra los planes sociales, en algunos casos hay urgencias y necesidades y lo entiendo. Pero soy muy crítico de los planes sociales de Lula (Da Silva, expresidente de Brasil), por las consecuencias políticas, antropológicas y emocionales que tienen. Y creo que está pasando también aquí en el interior: la gente está dejando de trabajar, se está acomodando a vivir sólo con el dinero que cobra, y tal vez esa sea la peor de las pobrezas. Los planes sociales requieren un análisis serio en cada provincia y ciudad antes de aplicarlos. Pero en realidad hay una masificación que no permite que la gente descubra su autovalor, su autoestima. Por eso creo que plantear emprendimientos con sujetos concretos nos sirve como punto de referencia, como crítica a los proyectos políticos paternalistas.

¿Cómo se cambia esta realidad?

En todo el mundo estamos teniendo ejemplos de indignación. Cuando uno más conoce sus derechos, más se indigna. Los estudiantes tienen una capacidad enorme de indignación, pero todavía es pasiva, es para adentro. Tenemos que canalizar para afuera, en proyectos concretos, apoyando a esta gente que está luchando en el interior y generando emprendimientos laborales y cooperativos. Y hay que tener claro que ninguna ley es absoluta. Hay que empezar a cuestionar que si los dirigentes cobran sin hacer su trabajo, ¿por qué no (asignar) ese dinero a educación y a la salud?

 

Una nueva educación

Durante la conferencia de apertura, el Padre Gigio presentó “siete puntos del proceso de educación de la energía psíquica en el ser humano” que se pueden aplicar en cualquier nivel educativo. Esta construcción de la subjetividad puede aportar fructíferos resultados a la hora de promover que cada persona genere su propio emprendimiento productivo para afrontar la falta de trabajo.

Los puntos son:

1) Disciplina Gradual: donde cada persona debe descubrir qué tipo de inteligencia tiene;
2) Organización Gradual: comprender los limites, posibilidades y potencialidades del espacio que ocupamos, en el barrio, la ciudad, la escuela;
3) El Trabajo: como actividad dignificante y de autosuperación;
4) Concentración y dedicación, usando un método de trabajo y estudio;
5) Habilidad y competencia, para emprender, pensar y proyectar;
6) Honestidad ética con prácticas concretas y sujetos concretos: son la única vía para cambiar la realidad y romper con el círculo vicioso de la corrupción. “Tenemos que comenzar por algún lugar y ese lugar somos nosotros mismos, con la honestidad en el barrio, la universidad, nuestra casa, nuestro corazón;
7) Personalidad, identidad, carácter y realización:?basadas en la originalidad, no en la identidad en masificada.

 

Un gran desafío para la universidad

En las primeras jornadas “Desafío entre sociedad y universidad. Fortalecimiento del espíritu emprendedor”, la FCEQyN (de la Universidad Nacional de Misiones) y la Red Amigos Solidarios (Redasol) pusieron de manifiesto la necesidad de comprometerse con los sectores sociales y apuntalar las iniciativas laborales en las que cientos de familias lograron procurarse una fuente de ingreso y fortalecer sus capacidades personales.

Fernando Kramer, decano de esta casa de estudios, resaltó “la importancia del emprendedurismo en la provincia y la necesidad de incorporar esa temática en la currícula universitaria”.

Durante el viernes 11 y sábado 12, productores textiles, gastronómicos y agropecuarios, entre otros, pusieron de manifiesto un elemento en común en sus emprendimientos: la necesidad de generar su propia fuente de ingresos ante la imposibilidad de conseguir trabajo. Y allí fueron decisivos la actitud positiva para lograrlo, sumada a la posibilidad de acceder a un crédito o microcrédito (ya sea del Banco de la Buena Fe, del Banco de la Mujer o de ONG). “El emprendedor trabaja si es posible 25 horas por día. Uno sueña con su emprendimiento, le ponemos toda nuestra energía para que el producto salga lo mejor posible”. Las palabras de Julio Ramírez, emprendedor de Candelaria sintetizaron el espíritu emprendedor que se buscó rescatar.

Entre los aspectos negativos, resaltaron las dificultades de comercializar sus productos y la necesidad de que las reparticiones municipales, provinciales y nacionales que administran dichos créditos articulen entre sí. Esta observación fue asumida por los propios funcionarios, que también participaron de las jornadas.

Fuente: Diario “Primera Edición”, 15/11/2011

.

__________________________________________________

“Hay que enseñar a los niños sobre los límites”

El sacerdote Benjamín “Gigio” Barrios SVD, brindó en San Vicente (Misiones) charlas sobre la importancia de los padres en la educación.

Aspectos fundamentales. El cura Gigio habló de la importancia de los valores ante padres, alumnos y docentes.

“Desde los tres años hay que enseñar a los niños sobre los límites y el valor de las cosas”. La frase corresponde al padre Benjamín Eber Barrios, más conocido como padre Gigio, quien estuvo en San Vicente para brindar charlas referidas a “El poder real de los padres en la educación de sus hijos”.

Ante diferentes públicos (padres, alumnos y docentes), el cura que se consagró en Posadas, pero desde hace varios años trabaja en Brasil, habló el lunes y martes sobre la autoridad de los tutores y la falta de enseñanza de buenos valores a los niños, como la necesidad de mejorar la autoestima de los niños y adolescentes, y remarcar en las buenas conductas. Para los jóvenes lo hizo en el Instituto de Enseñanza Agropecuaria y Electromecánica Nº 3, para padres en el salón de eventos Doña Carmen y para docentes, ante maestras de nivel inicial.

El sacerdote, que ya estuvo en febrero pasado, esta vez preguntó “¿cómo somos y cómo estamos respecto de la autoridad-referente?”. Sostuvo que el adulto necesita reafirmar su autoridad como padre en su hogar, sabiendo que será criticado por el niño y aún más por el adolescente, pero entendiendo que esa crítica no tocará ni modificará su figura de autoridad en el hogar.

En este esquema de reforzar la autoridad como padres, indicó que en estos tiempos faltan límites, se vive un modelo muy permisivo, indulgente, y los chicos crecen sin tener experiencia de límites.

En este sentido manifestó que en Belo Horizonte, Brasil, se está llevando a cabo una experiencia con niños pequeños, a quienes se les enseña el valor de conseguir las cosas y los límites que tiene el dinero. Así, por ejemplo, se está realizando una prueba educativa, llevando a grupos de niños de 3 años a un supermercado para que ellos compren productos que se necesitan en su hogar. Son acompañados y guiados por una maestra, y hay una cajera exclusiva para ellos. Se observó que primero eligen golosinas, pero al momento de pagar en la caja, el dinero provisto no les alcanza y deben empezar a resignar cosas. Así van conociendo los límites del dinero y el valor de las cosas. “Hay que introducir el límite en los niños”, resume el Padre.

También se refirió a otro aspecto en la relación con los niños y es el de alentarlos con frases positivas mientras duermen para mejorar su conducta. Está enseñanza también la había manifestado en la charla anterior.

“Vemos que hay niños cada vez más chicos que padecen depresión, a causa de que los adultos usamos mal el lenguaje y causamos heridas en los hijos, hay que resguardar la autoridad verbal de los padres usando conscientemente las palabras”, expresó.

Tras su paso por favelas de Brasil, el eclesiástico señaló que en la actualidad son muchas las necesidades de afecto que tienen los niños, y a veces se manifiestan en desobediencia, cuando en realidad lo que buscan es más atención o compañía de los padres. En este sentido, explicó que una de las actitudes que los ayuda es alentarlos con frases positivas desde la gestación, “porque se relaciona con la educación y la formación de la personalidad desde el vientre materno y el corazón paterno-materno”. Incentivó a los padres a dirigirse a sus hijos con frases cortas y positivas cuando estos duermen, porque el subconsciente sigue trabajando.

Al final de la charla, destinada a padres, el padre Gigio presentó siete pasos pedagógicos que pueden llevar adelante el padre en la misión de la autoridad-referente.

El primero es lograr la disciplina del niño durante sus primeros meses de vida en horarios biológicos (comer, dormir), el segundo está referido a la organización del espacio (cada cosa en su lugar), el tercero es el trabajo (ordenar, acomodar juguetes) y el cuarto se refiere a la concentración y dedicación, lo que permite al niño dedicarse a otras actividades más prolongadas una vez que alcanzó la disciplina, la organización del espacio y el trabajo.

Luego viene la habilidad y competencia que muestran otros resultados; a continuación, aplicar la honestidad consigo y con los otros, y, por último, la personalidad, carácter y realización, resaltando los buenos valores y la grandeza y potencialidades que tiene el niño.

 

El perfil

El padre Gigio Barrios nació en el barrio Tiro Federal de Posadas en 1956. Ingresó en el Noviciado de los Misioneros del Verbo Divino con 20 años. Luego de trabajar con aborígenes en Paraguay y Brasil, se trasladó a San Pablo, donde concluyó las licenciaturas en Filosofía y Pedagogía y Teología. Se ordenó sacerdote misionero el 13 de diciembre de 1986 en Posadas. Trabajó varios años en las favelas de San Pablo y Río de Janeiro junto con las Comunidades Eclesiales de Base, Movimientos Populares, Movimientos alternativos de Salud Psíquico-física, Educación Popular y recuperación de jóvenes de la droga, alcohol y prostitución.
En 1987 fundó la Primera Comisión Ecuménica de Ciudadanía y Ética en Brasil, que incentiva los debates de ideas y proyectos políticos en los medios de comunicación con los movimientos sociales. Por 15 años fue coordinador de la Pastoral Bíblica de las tres Américas. Más tarde hizo la especialización en Espiritualidad bíblica, Psicoterapia y maestría en Moral fundamental. En 1998 fue invitado a trabajar con los inmigrantes en Austria, Alemania y España. Se doctoró en Psicología Cultural, Sociología, Teología y Psicoanálisis. En la actualidad escribe su tesis “Irrupción del sujeto crítico como superación del individualismo neoconservador” en Filosofía de la Religión. Estudia parapsicología y los fenómenos paranormales, y dirige la Facultad Arnaldo de Derecho y Administración de Belo Horizonte.

Fuente: Diario “El Territorio”, 15/11/2011

Marcar el Enlace permanente.

3 Respuestas a “En la capacidad de emprender hay una gran revolución cultural”

  1. María de los Angeles dice:

    Mis respetos, Padre Yiyo! Me ha dejado la sensación de que el camino recién comienza a transitarse. Pastores como Ud. están dotados por Dios para guiar la revolución cultural y alcanzar a ver los resultados.

  2. Blasi dice:

    Qué alegría siente un misionero cuando otro misionero que vivió y estudió en el exterior, vuelve a compartir todo ese cúmulo de saberes, con gente de su provincia!!! Adelante!!!

  3. Norma dice:

    Simplemente quiero manifestar mi orgullo por ser misionera, de saber que un sacerdote como el padre Barrios haya materializado muchas cosas y sobre todo está abriendo la mente a muchos jóvenes. Muy buena la página.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.