Capítulo General de los Misioneros del Verbo Divino

El Domingo 17 de Junio, en Nemi Italia, se inauguró el XVII Capítulo General de los Misioneros del Verbo Divino. Esta es la mayor instancia de gobierno de la Congregación Religiosa, la cual definirá el plan pastoral congregacional como la elección del nuevo Consejo General de la Congregación.

Bajo el lema “Compartiendo vida y misión interculturales, de todas las naciones, pueblos y lenguas”, 125 representantes de las provincias religiosas de los Misioneros del Verbo Divino comenzaron la celebración de su XVII Capitulo General.

El Capítulo General es la máxima instancia de gobierno de la Congregación Religiosa y se celebra cada seis años para definir su aporte pastoral como para la elección de su gobierno general.

La Sociedad del Verbo Divino (SVD), fue fundada el 8 de Septiembre de 1875 por San Arnoldo Janssen en Steyl (Holanda), como una congregación religiosa misionera. Actualmente los Misioneros del Verbo Divino son 6.000 miembros de 69 nacionalidades, organizados en 58 provincias religiosas en 73 países del mundo.

La presencia en diversos destinos del mundo, como su conformación multicultural, acompañada de una ágil estructura que permite la conformación de comunidades internacionales, son un rasgo característico de la Congregación. Sus principales actividades están orientadas por las Dimensiones Características de Apostolado Bíblico, Animación de Justicia y Paz e integridad de la creación, Animación Misionera y Comunicaciones.

El Capítulo definirá las líneas de animación pastoral de la familia religiosa para los próximos seis años, mientras que -a la vez- elegirá al nuevo Consejo General de la Congregación.

En Argentina, los Misioneros del Verbo Divino se encuentran desde 1889, actualmente son 170 miembros, presentes en diversos apostolados de Animación parroquial, Educación, Editorial y Librerías, Apostolados Sociales y Formación. Su presencia está situada en distintas provincias del país: Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, Entre Ríos, Córdoba, Santa Fe, Jujuy, Mendoza, Neuquén, Chaco, Misiones.

_________________________________________________________

Jornada inaugural del 17º Capítulo General SVD

Luis O. Liberti svd – ARS

Logo del XVII Capítulo General SVD – 2012

La apertura del 17º Capítulo General de la SVD, fue significativamente simbólica. Me refiero a que por medio de diversos signos y símbolos nos ayudamos a sentimos congregados de diversas lenguas, pueblos y culturas en el carisma de San Arnoldo Janssen. A lo largo de la jornada no fue tanto el discurso racional lo que nos aunó cuanto la contemplación y el intercambio de signos. El más “significativo” éramos cada uno de los participantes.

La Misa inaugural, la entronización de la Biblia en el aula capitular y la Adoración Eucarística con vísperas, tuvieron una armonía y guía común. La invocación a la Santísima Trinidad fue la clave de la jornada inaugural. Hoy todo lo “respiramos” en memoria agradecida al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Aunque de diversas culturas y lenguas todo lo interpretamos y compartimos en la comunión-diversidad.

Nuestro Superior General hizo la apertura del Capítulo e inmediatamente se encendió un cirio adornado con el lema del encuentro. Ubicada la Palabra de Dios en el centro del aula capitular, inmediatamente fue revestida con flores.

La oración de las vísperas fue una alabanza silenciosa y cantada en la diversidad de voces y lenguas: tagalo, portugués, indi, alemán, latín, castellano, inglés… Otro tanto ocurrió en la Misa inaugural, una vez más nuestros hermanos de Indonesia nos deleitaron con su canto armonioso y vibrante en la poscomunión.

Entre otros párrafos, en la homilía de la Misa, el P. Antonio Pernia nos decía: “A la luz de las lecturas de hoy (se refiere a las propias de la SSma. Trinidad), creo que estos son los tres momentos de nuestra llamada a la misión: ir a todas las naciones, ser mis testigos en medio del pueblo y caminar con gente de toda nación, raza y lengua al encuentro universal al fin de los tiempos en torno al trono del Cordero”. Tres acciones (ir, testimoniar y reunir) que son un simbólico sacramental del proyecto del reinado de Dios entre nosotros. ¿Lo experimentaremos en este Capítulo como algo connatural al carisma verbita?

Por lo mismo, al participar de la inauguración este símbolo que es el Capítulo General, me resuenan las preguntas que dejara el P. Pernia “picando” en la homilía de este mediodía: “Qué significa ser una congregación misionera internacional o intercultural hoy en día en el contexto de un mundo que es cada vez más multicultural? ¿Qué dirección tenemos que tomar? ¿Qué acciones tenemos que emprender?

Que el corazón de la Trinidad nos impulse para dedicarnos y comprometernos en la misión. Una espiritualidad centrada en la Trinidad es una espiritualidad para la misión.

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.