Vicente Keiner SVD

+ 11 de julio 2001 (1921-2001) | 21 39 41 45 45

A dos días de la muerte de un ilustre verbita de nuestra Provincia ARS -Mons. Novak- se produjo también el deceso de nuestro hermano P. Vicente Jorge Keiner. Dos figuras de actuación muy distinta, pero convocados por el mismo ideal y hermanados por la misma entrega total a la causa del Reino de Dios: el uno con pesadas responsabilidades de obispo en la Iglesia argentina, el otro, generalmente con modestas obligaciones de cura párroco en medios rurales. Cada uno de acuerdo al proyecto de Dios. Lo que importa destacar es el amor y la dedicación con que ambos cumplieron su misión.

Vicente desplegó todo su servicio misionero en la pastoral de parroquias a excepción de cuatro años dedicados a la docencia, entre 1951 y 1954, de los que pasó dos en la sección del seminario en el colegio San José de Esperanza, y dos en el Salvador de Jujuy.

Egresó como sacerdote del Colegio Apostólico San Francisco Javier de Calzada en 1947, con destino a la Provincia ARN. Allí su primer puesto de trabajo fue la parroquia de Ntra. Sra. de la Merced, en Seguí, Entre Ríos, donde actuó en calidad de vicario cooperador. Después de esa primera experiencia, siguieron los cuatro años de docencia que hemos mencionado. Pasados éstos, volvió ya definitivamente a los trabajos de pastoral parroquial. Primero, en María Grande, una aldea de alemanes del Volga, en Entre Ríos, donde se desempeñó como vicario cooperador. Como tal, incluso le tocó trabajar, durante algunos años, a las órdenes de su tío P. José Keiner, que era el cura párroco del lugar. A partir de 1963, lo encontramos en otra aldea rusoalemana de Entre Ríos: Valle María; pero esta vez, como cura párroco. Durante su permanencia al frente de esta feligresía, concluyó la construcción de la magnífica iglesia con que hoy cuenta la aldea y que había sido iniciada por sus predecesores.

En 1973 lo transfieren a la provincia de Córdoba, donde la Congregación había asumido, en 1969, la parroquia de Ntra. Sra. del Carmen, en la localidad de La Para, en la diócesis de San Francisco. Allí se desempeñó como cura párroco hasta 1979, año en que la SVD se retiró de aquella parroquia. El P. Vicente fue trasladado, entonces a la parroquia de San Cristóbal, al norte de la provincia Santa Fe. No permaneció en ese lugar mucho tiempo, pues en 1981 ya lo encontramos nuevamente en Seguí, junto a su tío José; pero, esta vez ya en previsión del reemplazo que necesitaba aquel por motivos de salud. En efecto, al poco tiempo, Vicente queda a cargo de esa parroquia hasta que la Congregación la pasó a manos del clero secular, en 1987. De inmediato, el P. Vicente es nombrado párroco de la colonia Santa Anita, donde permanecerá hasta fines de 1997, fecha en que también esta parroquia se entrega al clero diocesano. Curiosamente, pareciera ser el destino de Vicente entregar las llaves de las parroquias atendidas por la SVD a los del clero: fue el último párroco verbita de La Para, de Seguí y de Santa Anita.

Después de partir de esta última, pasó a integrar la comunidad de la casa San José, en Esperanza. Al poco tiempo, lo aquejaron graves problemas de salud que lo pusieron al borde de la muerte. Trasladado al Hogar San Javier de Calzada, en noviembre de 1998, afortunadamente se repuso muy bien, al punto que en más de una oportunidad pudo viajar a su pueblo natal Santa Rosa, en Entre Ríos, para festejar acontecimientos propios de aquella aldea.

El P. Vicente Jorge Keiner había nacido el 12 de agosto de 1921, en la recién mencionada aldea Santa Rosa. Era el cuarto hijo -de siete- del matrimonio de Jorge Keiner y Catalina Haberkorn. La consagración a la vida religiosa era algo común en su familia. Su tío José, sacerdote verbita a quien ya hemos mencionado, no era el único. También lo era Santiago, hermano de José, quienes, a su vez, tenían cuatro hermanas religiosas misioneras Siervas del Espíritu Santo. Y hoy, son miembros de esta misma Congregación, una hermana de Vicente (que se encuentra en Chile) y cuatro sobrinas, entre las que se cuenta la Hna. Lucía, Consejera General, y hermana de nuestro Padre Provincial Mario Vicente Keiner SVD.

En el mes de junio, el P. Vicente acusó dolores lumbares y falta de fuerza en sus miembros inferiores, lo que dificultó su deambular. Se le practicaron de inmediato análisis de laboratorio que presentaron alteraciones importantes, motivo por el cual se lo internó en la Clínica Monte Grande. Tras un minucioso examen, los facultativos decidieron intervenirlo quirúrgicamente, operación que sólo les confirmó la presencia de un avanzado proceso canceroso, ante el cual se confesaron impotentes. El miércoles 4 de julio, se lo regresa al Hogar, donde se produce su deceso en la mañana del día 11, minutos antes de las siete horas.

Valerico J. Imsant svd

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.