Pedro Sevald SVD

+ 19.12.13 (1922-2013) / 22-40-42-46-46

201213Pocos días después de cumplir 91 años de edad, en la misma Casa que muchos años antes lo recibiera como aspirante y en la cual se efectuara su envío misionero, falleció el P. Pedro Sevald al caer de la tarde del 19 de diciembre de 2013.

Este celoso misionero nació en una levítica Aldea de alemanes del Volga (María Luisa – Entre Ríos), el 10 de diciembre de 1922. Hijo de Miguel Sevald y Julia Detzel. Tenía otro hermano en la Congregación, P. José, que ejerció su servicio misionero en Chile y le antecedió varios años en la partida a la Casa del Padre.

Toda la Formación aconteció en Rafael Calzada (Bs. As.) desde su ingreso como aspirante en 1934. Su noviciado tuvo inicio el 1 de marzo de 1940 y se jalonaron las profesiones, la primera en la misma fecha del año 1942 y la perpetua en 1946. Este mismo año recibe las Órdenes que culminan en el presbiterado el 1 de diciembre.

Su destino misional ha sido India. Y después de completar los estudios y de un azaroso viaje por el Pacífico, con las secuelas de la Segunda Guerra, llega a su destino en 1948. En su soñada Patria de misión se desempeñó en la Diócesis de Indore. Primero como Vicario por un año en Aulia, para ser párroco luego durante 14 años en la misma. La siguiente parroquia que lo tendrá como pastor es la de Khandwa, Madhya Pradesh, en un período de 5 años.

Las fotos que llegaron al país para El Joven Misionero lo presentaron vistiendo sotana blanca, peinando una barba en vías de encanecer, un sobrero “aludo” y viajando en carruaje tirado por bueyes. A su primer regreso, en 1968, testimonió su misión con envidiable fervor y gozo.

Antes de regresar definitivamente participa del curso de Renovación, en el año 1969 en Nemi, y por 1 año (1970) brinda sus servicios de espiritualidad en Guadalajara (Méjico).

Ya en Argentina, será párroco de San José de Crespo por 3 años (1970-1973), y otros 3 con la misma misión en Valle María (todas en Entre Ríos). Y por 15 años fue párroco de la Inmaculada Concepción de Humbolt, ésta en la Provincia de Santa Fe. Regresó a Crespo en 2005 para atender la parroquia del Rosario. En el ínterin por 8 años fue el capellán del Convento del Divino Amor, de las Hermanas Siervas del Espíritu Santo de la Adoración Perpetua en barrio Jorge Newbery (Córdoba). Aquí, como en sitios anteriores, dejó muchas amistades.

Los inestimables servicios del P. Pedro, con demostraciones de un apreciable gusto por la vida en todos los aspectos, han tenido lugar como acompañante espiritual en el noviciado de Bialet Massé (Córdoba), por espacio de 7 años, con las serranías de marco geográfico para sus disfrutadas caminatas.

Y hablando de caminar, el de la vida lo trascurre en su último tramo en el Hogar San Javier de Rafael Calzada, período cercano a los 2 años. Nunca lo abandonó el gratísimo recuerdo de sus años de misión Ad Gentes con la integración de elementos del hinduismo a su reflexión y al espíritu pacifista.

(Texto elaborado por el P. Reinaldo Zbrun svd)

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.