Reinauguraron el órgano de tubos, pinturas y bóvedas de la Basílica Espíritu Santo

020614a

Basílica Espíritu Santo, Parroquia Guadalupe

La parroquia Verbita Nuestra Señora de Guadalupe (Palermo-Bs.As.), el viernes 30 de mayo reinauguró el órgano de tubos que se encuentra en la basílica del Espíritu Santo, ubicada en la esquina de Medrano y Mansilla, del barrio porteño de Palermo. Asimismo, en el acto se dieron por concluidas la restauración de las obras pictóricas y la puesta en valor de las bóvedas interiores del templo.

El órgano centenario que se reinauguró tiene más de 2.600 tubos, lo que supone características instrumentales excepcionales a los que presentan otros instrumentos similares presentes en templos porteños. El mismo fue inaugurado el 12 de junio de 1911 y consta de dos piezas, el órgano principal y el órgano de eco.

En continuidad con un antiguo y singular ritual, hubo un diálogo con el órgano y a cada una de las invocaciones el mismo instrumento respondió con una breve armonía improvisada.

Las obras de restauración de este templo, comenzadas hace dos años, se realizaron gracias al esfuerzo de la comunidad y el apoyo de benefactores, bajo la ley de mecenazgo de la ciudad de Buenos Aires.

La Basílica del Espíritu Santo fue consagrada en 1907, siendo su inspirador san Arnoldo Janssen, fundador de la Congregación de los Misioneros del Verbo Divino.

Órgano a tubos, data del año 1911

Órgano a tubos, data del año 1911

El actual párroco, padre Osvaldo Gloverdans SVD, nos recordó que “es un deber cuidar y mejorar lo que nuestros antepasados nos legaron. No tenemos el dinero, pero debemos procurarlo por los caminos que existen. Lo contrario sería convertimos en custodios de “ruinas”.

Datos históricos

En 1890 la familia Figueroa había erigido una capilla en honor de Nuestra Señora de Guadalupe, en el barrio de Palermo. Fue esta capilla, situada en la calle Mansilla 3845, la que ofreció el arzobispo de Buenos Aires, monseñor León Federico Aneiros, a los Padres del Verbo Divino en 1894 para sede de una fundación en la arquidiócesis. Allí comenzó a funcionar la viceparroquia de General Las Heras (el nombre de la parroquia como jurisdicción civil) el 1º de noviembrede 1896.

El padre Arnoldo Janssen (hoy santo) fundador de los Padres del Verbo Divino, encaró enseguida la construcción de un nuevo templo, encargando al padre Juan Beckert, que a la vez era arquitecto, la confección del proyecto, y más tarde lo envió a Buenos Aires a dirigir las obras. Se trata de un grandioso templo en honor del Espíritu Santo, de estilo románico, en forma de cruz latina, con tres naves de 53 metros de longitud por 20 metros de ancho, y un crucero lateral de 43 metros.

El 24 de marzo de 1901 el arzobispo de Buenos Aires, monseñor Mariano Antonio Espinosa, puso la piedra fundamental del nuevo templo, que fue en gran parte costeado por el gobierno central de la Congregación del Verbo Divino. La consagración del templo, ya terminado, se efectuó el 18 de mayo de 1907, vigilia de Pentecostés. Estuvo a cargo de monseñor Espinosa, actuando como padrinos el intendente municipal de Buenos Aires, Carlos T. de Alvear, el señor Adolfo Blaquier, y las señoras María González de Alvear y Mercedes B. de Unzué.

.

.

Etiquetado , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.