Parroquia Inmaculada Concepción – Posadas

Reseña histórica de la Parroquia Inmaculada Concepción, Villa Urquiza – Posadas (Misiones)

Fue la segunda parroquia de Posadas. La primera capillita estaba ubicada sobre la Av. Cabred, en un amplio galpón, (donde hoy día funciona la Sociedad Polaca). El primer sacerdote que empezó a celebrar los días domingos la Eucaristía, en lo que luego sería la Parroquia de La Inmaculada, fue el P. Federico Rademacher SVD, que venía de la Iglesia “San José”, hoy Iglesia Catedral.

En 1931, la Capilla se traslada, al terreno actual de la AV. Cabred y calle San Marcos, éste sitio fue donado por el cónsul alemán Teodoro Koop, de religión luterana, motivado además por su señora esposa de formación cristiana.

Donde hoy está la casa Parroquial se levantó una espaciosa capilla de madera. Ese mismo año, fijó su domicilio allí el P. Pedro Gehrman, quién se dedicó, generosamente a misionar toda la zona, que entonces se llamaba “Villa Gutiérrez”.

Los fundamentos de la actual Iglesia, fueron iniciados por el P. Gerardo Woeste. En el año 1933 llegó el P. Juan Meter, que fue ayudado por el P. Agustín Gassman. Entre los dos animaron la construcción del actual Templo.

La respuesta de la feligresía fue amplia, los movimientos parroquiales, como el de la “Acción Católica”, en sus cuatro ramas, y el Apostolado de la Oración, apoyaron el emprendimiento, también se formaron comisiones de hombres y mujeres, presidida por Doña Juana Fragueiro. Los miembros de la comunidad que idearon la construcción en forma conjunta fueron: Teodoro ldzi, Teodoro Koop, Miguel Fernández, Catalina Grau, Manuela Vicario, Juana y Anita Alegre, Conrada Segovia, Liberata Dávalos, Rosalía Aquino, Blanca Subagaray, Sofía Luttys y otros.

Las Stas. Teresa y María Bermetiú, formaron los coros de niños y adultos, quienes animaban las misas. Los grupos de la “Acción Católica”, recibieron lecciones de teología y catecismo, al finalizar los cursos se le otorgaron diplomas, los cuales fueron otorgados por el Obispo Francisco Vicentín, quien pertenecía a la Diócesis de Corrientes, debido a que Posadas pertenecía a dicha Diócesis.

Por caminos de tierra; por la vía del ferrocarril o por la ruta, también lo hacían en carros tirados por caballos, ya que no se disponía en aquel entonces de otros medios. Estos grupos, Evangelizaban la zona de Miguel Lanús, Garupá, Santa Inés, caminaban

En este precioso emprendimiento se menciona a la Sra. Natividad Verón, las hnas. María Celfa, llda y Josefina Cardozo, estas siempre fueron acompañadas por el asesoramiento del sacerdote de la vicaría.

En el año 1946, asumió como Párroco el P. Agustín, este era un hombre dinámico que supo llegar a todos fue muy querido y recordado.

En el año 1954, asumió como Párroco el P. Demetrio Martyniuk, luego el P. José Kreusser.

Luego, desde agosto de 1954 hasta enero de 1958 condujo esta Parroquia el P. Guillermo Beyer. Desde ésta comunidad se atendía también el Hospital Ramón Madariaga

En Febrero de 1958 asume el P. José Amar a quien comienza con los proyectos de construcción de la Escuela Parroquial, en su inicio solo funcionaban las aulas de 1o y 2o grado, las clases fueron dictadas en forma gratuita y con mucha devoción por Rosa Sixto y la Sra. de Bonastre, su Directora era, la Sra. Genoveva de Simón, También este sacerdote se destacó por utilizar los medios de comunicación, conocidos en ese tiempo: la prensa, la radio y el cine.

En octubre de 1959, se hizo cargo de la Parroquia el P. Juan Lambrech, quien continuó con la obra de la escuela, y con la ayuda de los vecinos se concretó el proyecto anhelado, completándose todos los grados del ciclo primario, inaugurando la escuela en él año 1976, con el nombre de “Instituto Inmaculada Concepción”. También en su gestión, impulsó la catequesis y fundó la Legión de María.

Los grupos juveniles crecieron considerablemente, y fue así que se formaron amplias comisiones, de esta manera surgieron grupos de coro y de teatro entre otros, quienes animaban las fiestas parroquiales, sociales y fiestas patrias. Se preparaban además, los festejos del 8 de diciembre, la procesión con la imagen de la Virgen (día de la Fiesta Patronal), además se celebraban quermeses con gran entusiasmo con los vecinos del lugar, tradición que hoy día permanece.

En abril de 1967 fue nombrado Párroco el P. Teodoro van der Leest, quien sucedió a José Weis, que solo estuvo un mes.

Debemos destacar que desde la Parroquia de la Inmaculada de Villa Urquiza, se atendía una amplia zona, cubriendo todo lo que hoy abarcan las Parroquias de San Alberto e Itatí.

Los Misioneros del Verbo Divino pusieron las bases de futuras comunidades, que hoy se manejan de formas – autónomas, gracias al enfoque que le dieron los fundadores. Por esta Parroquia pasaron los Verbitas: Sergio Vertram, Nicasio Zabalegui, Santiago Bakker, Alberto López, Juan Ettl, Francisco Senfter, Simón Inza, Antonio Griss, Antonio Soldyga y su hemano Eduardo Soldyga.

No podemos olvidar que se atendió como trabajo silencioso de día a día con amor y respeto a favor de los que sufren por eso mencionamos a ios misioneros verbitas, que dedicaron muchas horas en éste servicio como capellanes del hospital Madariaga: Pablo Spyrka, Juan Yagas, Juan Humberto, Estanislao Bojenek, Jaime Vorwerk, quien motivó el hogar de tránsito “Madre Teresa”, a favor de familiares de enfermos, P. Antonio Griss y Bronislao Trafa.

La Parroquia Inmaculada Concepción es administrada por el Clero Diocesano desde el año 2001.

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.