Parroquia Cristo Redentor – Jardín América

Antecedentes

El 1º de enero de 1952 se fundó la capellanía de Cristo Rey en el paraje “El 26” de Santo Pipó. Desde esta sede el P. Guillermo Beyer atendía unas ocho capillas. Un mes y medio más tarde el P. Guillermo llegó hasta el loteo de Jardín América, donde se contactó con varias familias de la zona. El 23 de febrero de 1952 celebró la primera misa en Jardín. Después de bautizar a unos cuantos, se formó la Comisión Pro-terreno y Capilla, que al poco tiempo consiguió del Sr. Ciganotto unos lotes frente a lo que hoy es la plaza Colón, que en ese momento era una canchita de fútbol. Ciganotto donó también un galpón, que trasladado al lugar, se convirtió en capilla que pusieron bajo el patrocinio de San Antonio.

En esa capilla, paredes de madera y techo de zinc, se celebra la misa cuando el mes tenía 5 domingos. En ese año de 1952, por dificultades financieras, Don Ciganotto transfirió sus bienes a Zambano y Bove. Entre las tierras vendidas incluía también el de la capilla y la misma, como galpón. La Comisión recurre entonces a la familia Zambano que hace la donación definitiva de la iglesia.

El 17de mayo de 1953 se hace cargo de la capellanía Cristo Rey el P. Juan Lakotta, quien sugirió a la Comisión la construcción de una casita en Jardín, para alojamiento del sacerdote. Realizado esto, el sacerdote se hacía presente el 4º domingo de cada mes.

¿Por qué Cristo Redentor?

Del 11 al 18 de octubre de 1953, el P. Ricardo Vetter predicó una santa Misión en Jardín América. Al concluir la Misión le sugirió el P. Lakotta cambiar el patrono de la capilla: en el lugar de San Antonio, que se denomine Cristo Redentor. Al año siguiente se celebraron dos fiestas patronales: una el 13 de junio y la otra el 23 de octubre. A la comunidad le agradó la posibilidad del cambio y como la capilla de Puerto Gisela ya tenía por patrono a San Antonio, los de Jardín optaron por “Cristo Redentor”.

Capellanía de Jardín América

El 9 de febrero de 1958 se hizo cargo de la capellanía de Cristo Rey de Santo Pipó el P. Demetrio Martyniuk quien traslada la residencia del sacerdote, viendo el futuro de la zona, a Jardín América, denominándose capellanía de Cristo Redentor. Este cambio produce nuevos enfoques.

En 1960 se forman distintas comisiones: damas y varones forman una comisión pro-templo. Se instala la Legión de María y se apoya la catequesis. Con cierta urgencia se puso en marcha la construcción de la casa parroquial. Mariano Zambano donó cuatro lotes más en la misma manzana donde ya estaba la capilla. La casa se inauguró el 23 de octubre de 1960, día de Cristo Redentor, fecha reservada desde entonces, para los grandes acontecimientos. En ese día se efectuaban las Primeras Comuniones. Al mismo tiempo se impulsaba la formación de comunidades y capillas en las colonias Oasis, Primavera, Sol de Mayo, entre otras.

En el mes de junio de 1964, el P. Juan Markiewicz reemplaza al P. Demetrio. La Comisión Pro-Templo se anima a comenzar con las excavaciones de los fundamentos para la futura iglesia. Se ingenian para recaudar fondos: ventas de empanadas, torneos de fútbol, carreras de caballos, remates, rifas…

El 14 de diciembre de 1964 llega el P. José Puhl, que concluye la obra del templo. En 1967 se terminó de construir la iglesia que fue bendecida con el nombre de Cristo Redentor. A estas realidades le siguen las “Obras Comunitarias San José”, que consta de un Jardín de Infantes, Asilo de Ancianos, Escuela de Enfermería, Taller de Corte y Confección y Peluquería. Además, el Salón Parroquial con salón principal, varias aulas y cocina.

En 1972 llegan las tres primeras religiosas Canossianas. Antes de retirarse el P. José Puhl, dirige la construcción de la capilla Exaltación de la Santa Cruz, que puede ser en el futuro una parroquia del otro lado de la Ruta 12.

Después de 26 años como párroco en Jardín, el P. Puhl se retira el día 1º de marzo de 1991. En febrero del mismo año asume como jefe de la parroquia el P. Vicente Castro. En junio de 1991 aparece el P. Eugenio Krauza. El 1º de junio de 1992 llega el P. Juan Wilman, que el 12 de marzo de 1995 fue reemplazado por el P. Casimiro Dzimitrowicz. Durante las vacaciones del P. Basinski ayudó en la pastoral el P. Ronnie Crisóstomo. En febrero de 1993 al 15 de enero de 1996 estuvo presente el hermano Luis Hartelt que se hizo factotum.

El P. Basinski implementó la catequesis familiar, cosa que no fue tan fácil. En julio de 1991 se formaron algunos equipos parroquiales: el económico, el social con cáritas y el litúrgico. Gracias a la organización y entusiasmo de los equipos parroquiales, se logró renovar y conservar las instalaciones del amplio complejo parroquial.

La Parroquia de Jardín pasó a ser administrada por el Clero Diocesano de Posadas en 2003.

(Fuente: “100 Años de la Segunda Evangelización en la Tierra Colorada”, Lorenzo Bovier SVD)
.
Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.