Homenaje a fundadores de Jornadas de Vida Cristiana

Adán Recofsky SVD y Adolfo Ruhl SVD, fundadores del Movimiento de Jornadas de Vida Cristiana en la Argentina

El próximo domingo 28 de marzo a las 17, en la parroquia Santísima Trinidad de Rafael Calzada (San Martín 3773), se celebrará una misa en memoria de los padres fundadores del Movimiento de Jornadas de Vida Cristiana en la Argentina, los sacerdotes Adolfo Ruhl, Adán Recofsky y Adán Peter, misioneros de la congregación del Verbo Divino.

La Eucaristía será durante la clausura de la Jornada que se realizará del 26 al 28 de marzo 2010 y estará presidida por el asesor diocesano de Lomas de Zamora, presbítero Carlos Ramos.

En el Año Sacerdotal, se ofrecerá también en acción de gracias por la labor de los sacerdotes que hace 43 años trajeron al país las Jornadas de Vida Cristiana, también conocidas como “De Colores”, por las que pasaron decenas de miles de jóvenes, y se espera que participen los jornadistas jóvenes y mayores, tanto de la diócesis de Lomas de Zamora como de otras diócesis.

El Movimiento

Los padres Adolfo Ruhl y Adán Recofsky iniciaron el Movimiento en la Argentina en 1967, en la ciudad de Rafael Calzada. El padre Adán Peter se sumó dos años después y se convirtió en un estrecho colaborador, por lo que hoy se lo recuerda junto con los fundadores.

Desde Rafael Calzada, perteneciente a la diócesis de Lomas de Zamora, se expandió rápidamente a otras diócesis y en 1985 fue reconocido por la Conferencia Episcopal Argentina, con lo que se convirtió en uno de los pocos movimientos juveniles reconocidos a nivel nacional.

De las Jornadas surgieron jóvenes líderes que pasaron a enriquecer parroquias y revitalizar instituciones, insertándose en los más variados ambientes, y de ellas nacieron numerosas vocaciones al sacerdocio, a la vida religiosa y consagrada, y al matrimonio cristiano.

P. Adolfo Ruhl SVD

Nació en Aldea Salto (Entre Ríos), el 1 de marzo de 1925 y fue el menor de 17 hermanos. A los 15 años ingresó en la Congregación del Verbo Divino en Rafael Calzada donde conoció a su compañero en la vida religiosa, el padre Adán Recofsky, con quien mantuvo una amistad que los acompañó toda su vida. Sus primeros votos fueron el primero de marzo de 1945, en Calzada, y el 11 de enero de 1953 fue ordenado sacerdote por el nuncio apostólico, monseñor José Fietta, junto con el padre Recofsky y otros siete seminaristas.

Su primer destino fue Filipinas, donde vivió 6 años y luego regresó a la parroquia Santísima Trinidad, de Rafael Calzada donde tendría su asiento permanente. Sin embargo, fue a partir de ese traslado que junto con el padre Adán Recofsky realizaron misiones por México y Centro América, y en 14 provincias de la Argentina. En 1967 ambos iniciaron el Movimiento de Jornadas de Vida Cristiana en la Argentina, al que acompañarían toda su vida. Falleció el 26 de marzo de 2000.

P. Adán Recofsky SVD

Nació en Colonia Hinojo (provincia de Buenos Aires), el 20 de noviembre de 1926. Fue el tercero de 9 hermanos y provenía de una familia muy católica. A los 12 años ingresó en la Congregación del Verbo Divino, donde conoció a su compañero en la vida religiosa, el padre Adolfo Ruhl. Hizo el noviciado en 1943 y fue ordenado sacerdote diez años después.

Su destino se fijó de manera permanente en la casa de formación de Nuestra Señora del Pilar, en Campana, y desde allí se abocó a las misiones populares, a las que se le unió el padre Ruhl luego de su regreso al país. Falleció el 2 de enero de 1996.

 

Adán Peter SVD

P. Adán Peter SVD

Nació el 11 de marzo de 1926 en Crespo (Entre Ríos) e ingresó en la Congregación del Verbo Divino en Calzada en 1940. Entre 1942 y 1945 fue trasladado a Esperanza (Santa Fe), donde continúo sus estudios. Tomó el hábito en Rafael Calzada; allí hizo su año de noviciado y profesó sus primeros votos en 1946. Luego comenzó sus estudios de Filosofía y Teología. La ordenación sacerdotal fue el 9 de enero de 1955 y a fines de ese año viajó a España para trabajar en los Aspirantados congregación durante trece años. Regresó a la Argentina en 1968 y fue destinado a Pilar. Al año siguiente se unió a los padres Ruhl y Recofski para trabajar en los retiros de jóvenes de Jornadas de Vida Cristiana, acompañándolos a las distintas diócesis del país para expandir el Movimiento. Estos tres cohermanos supieron formar también un excelente equipo de animación de Misiones Populares en varias parroquias de todo el país.

En los años setenta fue trasladado a Rafael Calzada donde, además de convertirse en un referente en la diócesis de Lomas de Zamora para el Movimiento, también fue procurador y animador misional, colaborando en la pastoral en la parroquia Santísima Trinidad y al mismo tiempo fue capellán del Convento de las Hermanas Siervas del Espíritu Santo. Falleció el 5 de enero de 2005, en forma sorpresiva e inesperadamente, a los 78 años de edad.

Fuente: AICA

Marcar el Enlace permanente.

18 comentarios en: Homenaje a fundadores de Jornadas de Vida Cristiana

  1. Ricardo M. López dice:

    El 11 de enero parece una fecha más, pero no es así. El 11 de enero de 1953, el Señor Nuncio Apostólico Mons. Dr. José Fietta, ordena sacerdotes al padre Adán Recofsky y al padre Adolfo Ruhl, luego fundadores del Movimiento de Jornadas de Vida Cristiana en la Argentina.
    Un recuerdo especial para estos dos santos sacerdotes en el día de su ordenación sacerdotal. ¡De Colores!
    Para ese gran acontecimiento el padre Adán escribió: “Se cumplió el sueño de mi vida ¡Soy sacerdote para siempre! Reconozco la mano de mi madre en sembrar la semilla de mi vocación en mi corazón de niño”.

  2. Ana María Pallini dice:

    Conoci al Padre Adolfo en el Colegio Corazón de María, en capital, luego de su regreso de las Filipinas. Él se encontraba en Guadalupe, en la Basilica del Espiritu Santo. Fué mi padre espiritual, fué anterior a la creación del Movimiento, sus charlas fueron ejemplares, amenas, de una claridad absoluta, escucharlo en los sermones de los domingos en la Basílica era un lujo, para jóvenes y adultos. En ese momento el Parroco era el Padre José Gallinger. Fueron años inolvidables, de formacíon para mi vida cristiana. En la actualidad, niños y jóvenes de mi familia concurren al colegio Guadalupe y pertenecen al Movimiento. Fue un honor y privilegio haberlo conocido.

  3. Jesús Herrera dice:

    Yo tuve la gracia de conocer a Adolfo y Adán Peter, sabiduría de Dios para nuestras vidas. Fui más confidente con Adán ya que ambos éramos simpatizantes de la renovación carismática católica. No visité más Calzada desde su partida. Él y sus cohermanos murieron en fama de santidad su tarea y ejemplo me ayudaron mucho.

  4. Alejandro Domingo Ruhl dice:

    La vida nos da sorpresas… y nos permite conocer cada vez un poco mas de la trascendencia de la Obra del Señor de parte de quienes fueron llamados y que aceptaron el camino del ser Servidores directos y exclusivos de su Mensaje.
    Soy un sobrino nieto del Padre Adolfo, lo he visto en fiestas familiares, en visitas que cuando podía le hacía a mi papá (tenían casi la misma edad, y se habían criado juntos) y en las despedidas de nuestros familiares hacia la casa del Señor.
    No he podido como muchos de Uds, vivenciar sus charlas, disfrutar de su tiempo y confesiones, pero si me quedó siempre grabado el Respeto y la Admiración que mi Padre le tenía, y la fe que la familia toda profesaba, y que llega a nuestros días.
    Pero, la información-formación, sus palabras, sus charlas, no las conozco. Si alguno posee, o sabe donde se pueden encontrar, les pido que me lo hagan saber.
    Siempre está el Señor en lo mas alto, pero que lindo sería poder conocer el legado de un Hombre que fue tan cercano (tío-abuelo). Desde ya muchas gracias.

    • Natalia dice:

      Hola Alejandro, me gustaria hacerte unas preguntas. Me pasas un mail? Gracias.

      • Ana Delgado dice:

        Tuve la dicha de conocer y compartir muchas Jornadas de Vida Cristiana con los Padres Adolfo, Adán R. y Adán Peter. Viajamos juntos a diversos lugares del país llevando la Palabra de Dios. El P. Adolfo fue mi director espiritual por más de 20 años. Excelente guía, claro, comprensivo, sensato, humano. Los tres sacerdotes fueron maravillosos compañeros de ruta y grandes líderes de tantos jóvenes en tiempos tan difíciles de nuestra Argentina. Bellas personas y tan queridas para mi y mi familia. Siempre presentes en mi corazón y agradecida por la formación que me brindaron y por haber confiado en mí en cada Jornada compartida.

  5. Jorge (Sammy) dice:

    Me llamo Jorge Omar Gonzalez(Sammy), viví mi jornada n° 62 en Rafael Calzada del 08 al 11 de mayo de 1986, fue muy hermosa. Los recuerdo a ambos siempre sonriendo, dando ejemplo de ser ejemplo de oración, de perseverancia en el diario misionar. De Colores y seguir en oración.

  6. Olga Arouxet dice:

    Yo soy de colonia Hinojo, un hermano del padre Adán Recofsky es tío mío, se casó con una hermana de mi mamá. Nicodemo, recuerdo que decía, el padre Adán era sagrado en mi familia. Todos lo querían como al mismo Dios. Espero que sigan su ejemplo los demás. El llevó a mis hermanos a estudiar a Pilar y gracias a él lo pudieron hacer, pues vivíamos en el campo y era muy difícil viajar.

  7. Patricia Ferreiro dice:

    Sí, es hermoso recordarlos, esas charlas interminables, entre lágrimas y alegrías, eran, son y serán extraordinarios!!!!! Los llevo siempre en mi corazón. Trataré de ir el domingo.

  8. Maria del Rosario Fernandez dice:

    Conocí al querido Padre Adolfo Ruhl en el colegio Santa Ines de Turdera donde me recibi de maestra en el año 1965. En los años que curse el secundario, es decir en el año 1964, lo conoci porque nos predico un retiro espiritual. Jamas olvidare su paso por mi vida, su espiritualidad fuerte, su ser de sacerdote maravilloso, su apostolado y su forma de predicar que no permitia una distraccion, era imperdible todo el mensaje que el nos dejaba en cada charla.
    Fue mi confesor y director espirtitual, conocio mi flia. y represento una persona mas de nuestra flia. su cercania, su carisma hicieron que tantos mis padres, hermano y familiares, lo quisieran y respetaran enormemente.
    Fue el sacerdote que celebro la misa de esponsales de mi hermano en Mar del Plata y recibio el cariño de todos los presentes por su mensaje y cercania con todos los presentes.
    Años despues realizo la misa de mi casamiento con Jorge, mi esposo, el 3 de julio de 1976 en Adrogue, jamas olvidare sus palabras, su enorme capacidad para aconsejar y guiar… Fue lo mas grande que nos pudo regalar su ser de sacerdote y de persona llena de amor, entrega y vocacion apostolica puesta al servicio de todos.
    Bautizo nuestros tres hijos Santiago, Ignacio y Ma.Veronica, de la cual ademas fue su padrino.
    Jamas podremos olvidarlo, vive en nuestro corazon, en nuestras oraciones, en nuestro agradecimiento por todo lo recibido, por habernos dejado de él lo mejor. Desde su partida a la casa del Padre nos quedo un vacio enorme, él significo mucho en nuestra flia. y aun hoy al recordarlo vienen a mi rostro lagrimas de emocion y dolor por su perdida… Se que esta con el Señor, pero aqui quedamos huerfanos de su formacion, su predica inteligente, su sabiduria, su practica y sencilla manera de dar enseñanzas doctrinales, por ser un GRANDE!!! Jamas lo olvidaremos, el vivira siempre entre nosotros con el recuerdo constante de sus palabras, su presencia, su ayuda, porque jamas conocimos un sacerdote tan comprometido con sus amigos, con quienes lo necesitaban, el era quien nunca nos fallaba en los momentos dificiles y que sabia disfrutar los mejores momentos con la sencillez que lo caracterizaba.
    Gracias PADRE ADOLFO… TE QUEREEEMOS!!!

  9. Paola Gonzalez de Ruhl dice:

    Hola, soy de Aldea Salto, lugar donde nació el P. Adolfo Ruhl.
    Me gustaria recibir información, si es posible, de su obra Misionera.
    Aca quedan 3 sobrinas, que no tienen mucha información de él… mas alla de algunas fotos. Al conocer un poquito de su obra, me gustaria dejar algo archivado en la iglesia de nuestra aldea. Desde ya muchas gracias.

  10. Becerra Marta Celina dice:

    Conocí al padre Adolfo cuando vino especialmente a darme la comunión en Rosario el 17/8, hace 30 años, sólo antes lo había conocido por cartas en las cuales él me indicaba el camino a seguir en la vida espiritual y sabía de él por una compañera que lo había conocido en Entre Ríos, en un Retiro Espiritual. Me alegró de su vida espiritual, de su amor a Dios y de su reconocimiento por nosotros, la iglesia, toda la comunidad católica.

  11. María Beatriz Clementi dice:

    Me llamo María Beatriz Clementi e hice en Rafael Calzada la Jornada Nº 65 en el año 1986. Por gracia de Dios los conocí a los tres. El Padre Adolfo, como mi confesor y el Padre Adán Recofsky dejaron en mi alma huellas imborrables. Siempre me dieron esperanza, diciéndome que es posible la santidad a pesar de mis pecados, tentaciones y luchas. Los tres tenían la virtud de la alegría, una alegría contagiosa y serena, especialmente mis queridos Padres Adolfo y Adán R. con quienes vincularme más filialmente. El recuerdo de los tres me ayuda en este momento de mi vida probada. Conservo en el corazón mi última confesión con el Padre Adolfo, sus palabras de Padre bueno y su sonrisa serena. Creo que nos quería a todos con amor entrañable, como quiere una mamá. Era fácil, a través de su persona, tener la certeza de que Dios nos quiere mucho… ¡Porque Dios nos quiere MUCHO, infinitamente! Ojalá los medios de comunicación dieran a conocer estos ejemplos de sacerdotes santos, que desde el silencio sembraron la Gracia de Dios con sus vidas humildes y Dios los coronó por eso con el Cielo! ¡No los olvidaré nunca, Padres Adolfo, Adán R. y Adán P.! ¡Ojalá pueda volver a verlos en el Cielo! Intercedan por todos sus hijos jornadistas ante el Señor.

    • Cristina dice:

      Hola María Beatriz!! estoy trabajando actualmente en el Movimiento, sería hermoso poder contar con tu testimonio! ¿Podremos ponernos en contacto? Muchas gracias!! DE COLORES!!

      • María Beatriz Clementi dice:

        Cristina: soy María Beatriz Clementi. Recién hoy leo tu invitación. Sí, decime de qué manera nos contactamos. Siempre es grato hablar de santos. Son tantos los recuerdos sobre nuestros queridos fundadores… Yo estoy viviendo en San Jorge, Santa Fe. Podés contactarme en mi dirección electrónica: beaclement@yahoo.com.ar
        Un abrazo en Jesús, María y San José. ¡De colores!

  12. Alicia Victorina Beber dice:

    Hice Jornadas en 1973, con el P. Adolfo Ruhl. Una experiencia que marca para toda la vida. Grandes tiempos aquellos, de mucha actividad apostólica que me llevaron a comprometerme de por vida. Creo conveniente revitalizarlas, estas nuevas generaciones realmente las necesitan. Un abrazo a todos los jornadistas, Alicia. Seguí. Entre Ríos.

  13. Celia dice:

    Es un verdadero orgullo encontrar el reconocimiento que se le hacen a estos sacerdotes, especialmente a mi tío Adán Peter. Me emocioné hasta el alma cuando encontré este artículo y se me vinieron muchos recuerdos a la memoria. Soy Celia, la hija de Vendelina, la hermana menor del Padre Adán, un orgullo de toda la familia.

    • Analia dice:

      Querida Celia, soy del Movimiento de Jornadas y he tenido oportunidad de conocer a tu tío… Santo Sacerdote amadisimo por mí, mas que un sacerdote, mas que un Padre! Me gustaría contactarme con vos… no se si será posible… Pido a Dios que sí! Gracias!!!

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.