Dios familia, amor y trinidad

Yo estoy aquí (Santísima Trinidad)

Por Mercedes Lucía Cabana

Hoy vamos a compartir las enseñanzas de Jesús resucitado a sus discípulos desde el evangelio de Mateo (Mt 28,16-20). En este pasaje lo primero que nos hace ver es nuestra condición humana al plantearnos las dudas de algunos discípulos a pesar de haber recibido el mensaje de la resurrección. Esto nos demuestra que no somos perfectos, esas dudas representan nuestros miedos, nuestra poca fe o nuestra falta de compromiso firme en ayudar al prójimo. A su vez, nos deja la esperanza de que sólo siguiendo su camino, podemos llegar a ser mejores cristianos.

También nos habla del gran poder de Jesús, pero ese poder no es el poder de la dominación y de la opresión sino el poder de un amor inmenso y gratuito. Es decir, la donación de uno mismo a los demás ¿Estamos realmente dispuestos a seguir a Jesús por amor?

Y por último, el mensaje central de esta cita, Jesús nos ha dejado su fascinante herencia, La Misión Trinitaria: “Vayan, hagan más discípulos míos, Bautícenlos en el nombre del padre, del hijo y del Espíritu Santo”. Es así que Jesús nos revela tres personas distintas en un Dios Único. Esto nos demuestra que nuestra fe está basada en un Dios trinitario, “El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo”, en un Dios comunidad o un Dios familia.

Para seguir reflexionando, nos preguntemos: ¿Somos capaces de hacer presencia de este Dios Uno y Trino en nuestros corazones, de la unidad en nuestra familia o comunidad con esa misma unión que él nos propone?

Mercedes Lucía Cabana
Comunidad Beata Teresa de Calcuta
Parroquia San Francisco Solano, Palpalá-Jujuy

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.