Albino Heit SVD

+ 13.12.2015 (1923-2015) / 23-42-44-49-49

Juan Albino Heit nació el 12 de mayo de 1923 en Villa Marcial, Entre Ríos. Hijo de Francisco Heit y de Bárbara Honecker, vivió su infancia en Santa Anita junto a su familia compuesta de 15 hermanos (6 varones y 9 mujeres).

El 01 de marzo de 1941 ingresa al noviciado en Rafael Calzada y el 01 de marzo de 1943, allí mismo, profesa sus primeros votos religiosos. Tras sus años de estudios de filosofía y teología emite los votos perpetuos el 01 de marzo de 1948. Posteriormente, el 24 de septiembre de 1949, es ordenado sacerdote, también en Rafael Calzada.

El P. Albino consagró casi toda su vida a la tarea docente, prestando sus servicios en diferentes Colegios de la Congregación en Argentina. Desde el año 1950 al año 1981 estuvo en varios Colegios: San José (Esperanza-Santa Fe), San Roque González (Posadas-Misiones), Guadalupe (Capital Federal) y en el Instituto Verbo Divino (Pilar-Bs.As.).

Tras esos 30 años de docencia, en el año 1982 es solicitado como párroco en Colonia Hinojo y luego en Pueblo San José – Coronel Suárez.

En el año 2006 vuelve al Instituto Verbo Divino de Pilar, donde colabora en las actividades pastorales del Colegio y presta servicio sacerdotal en capellanías vecinas y en la Parroquia de Pilar.

En el año 2013 es trasladado al Hogar San Javier para recibir la atención y los cuidados que ayudaron a su bienestar general.

En los últimos meses se observó en el P. Albino que se agudizaba el normal deterioro de sus 92 años. Se mantenía más tiempo en su habitación y por momentos sufría episodios de desorientación, se detectó una anemia que paulatinamente fue aumentando y recibió tratamiento con vitaminas, hierro y suplemento nutricional. En los últimos meses, la pérdida de conocimiento fue casi total. Siempre se alegraba y se mostraba atento con las visitas que recibía, aunque no siempre las reconocía.

El domingo 13 de diciembre de 2015, 3º Domingo de Adviento, a la madrugada (aproximadamente a las 5:30 hs.), fallece el P. Albino Heit en el Hogar San Javier de Rafael Calzada – Buenos Aires, siendo sepultado en el cementerio de la Congregación al día siguiente.

Como expresan nuestras Constituciones: “En la paciente aceptación de las limitaciones se completa nuestra conformación a Cristo, y se acrecienta nuestra esperanza de un cielo nuevo y una tierra nueva” (413). El P. Albino supo integrar sus limitaciones y unirse más íntimamente al Señor a quien le consagró su vida y que generosamente le ha seguido en sus diferentes servicios entregados. Él acarició sus fragilidades y ahora le permite alcanzar el gozo que nos da su salvación.

Agradecemos al Señor sus largos y fecundos años de servicios en las comunidades donde fue asignado. Muchas personas y cohermanos lo recordamos con cariño y afecto por su afabilidad, humildad y sencillez, por su testimonio silencioso y por su gran interés y amor por la vida y misión de nuestra familia religiosa.

Al inicio de este Año de la Misericordia, pedimos al Señor que abra para él las puertas de la vida plena y atraviese ese umbral para el encuentro definitivo con quien lo abraza con su perdón y amistad, y le corona su vida con amor y ternura.

 

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.