Compartiendo la Vida y la Palabra

Taller Bíblico Distrital En Alto Comedero

“Den gracias al Señor porque él es bueno, porque su amor perdura para siempre” (Sal 136.1)

Desde hace 4 años, en la provincia de Jujuy, se realiza en diferentes lugares y durante 3 días, un taller bíblico con diferentes temáticas que es organizado por el “Equipo Bíblico de Betania”, un equipo formado por personas de diferentes parroquias y colegios que pertenecen a las congregaciones del Verbo Divino y de las Siervas del Espíritu Santo.

Este año el encuentro se llevó a cabo en la Parroquia de Loreto, en la comunidad de Copacabana, los días 14 al 16 de enero del 2016. La temática abordada fue “Misericordiosos como el Padre” desde la perspectiva bíblica.

Las charlas fueron dadas por el P. Germán Maccagno, quien fue explicando el primer día lo que es el año santo, la noción griega y judía de ‘tiempo’, las 3 formas que tenían los judíos de santificar las fiestas, el significado de la misericordia que es corazón volcado al que necesita, a Jesús como el rostro de la misericordia del Padre y por qué Dios se llama misericordia.

En la segunda jornada, día de San Arnoldo Janssen, nos acompañó el lema: “El anuncio del evangelio es la expresión más sublime de amor al prójimo” (San Arnoldo). El P. Germán continuó desarrollando el tema desde el Nuevo Testamento, donde explicó que la misericordia se emplea en pocos textos, se lo aplica a Jesús y aparece en los evangelios, significa conmoción de las entrañas, que llevan a Jesús a curar, escuchar, dar de comer, enseñar y compartir con pecadores. También marcó la diferencia entre los sacerdotes del templo y Jesús. Los judíos vivían para cumplir la ley, en cambio Jesús es transgresor de la ley. Por la tarde reflexionamos sobre siete parábolas de misericordia. Culminamos la jornada celebrando la Eucaristía presidida por el provincial, P. José Luis Corral svd.

En el tercer día del taller bíblico, el P. Germán siguió explicando el sentido de la misericordia desde el Nuevo Testamento, sobre cómo Jesús da pautas para vivir la caridad y la comunión, la novedad fue que el “prójimo” era todo hombre para Jesús y no como pensaban los judíos que sólo eran los judíos.

Mientras esperábamos sólo unas 120 personas, asistieron más de 230 participantes de distintas parroquias. Acudieron al taller, en su gran mayoría, hermanos/as de las parroquias de San Cayetano, San Francisco Solano, Nuestra Señora de Loreto, de otras parroquias como Espíritu Santo. Participaron también algunas personas de Bolivia, Salta y de la prelatura de Humahuaca.

Juntos pudimos vivir el amor de nuestro Padre misericordioso a través de su Palabra, quien se muestra todos los días en muchos rostros de tantos hermanos y hermanas.

Elba Mamaní y María A. Bejarano
(Integrantes del Equipo Bíblico Betania – Jujuy)

Etiquetado , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.