Misionar, una forma de darse a los demás

Misión “EL Malezal”, Esquina – Corrientes (enero 2016)

Aquella madrugada partimos presurosos y nos lanzamos alegres por caminos nuevos, creyendo vivir un aventura más junto a Jesús, compartiendo su palabra, mensaje, estilo de vida. Pero oh sorpresa, el camino fue largo y desolador entre camalotes y juncos; en una canoa el baqueano nos llevó como hormigas a destino en un día interminable.

Ubicados en el lugar, sin agua dulce y condiciones mínimas, comenzamos a lamentarnos porque sólo podíamos visitar una casa, ya que los otros lugares debíamos cruzar con canoas con sus botadores. Después de un día inicial incierto, los lugareños comenzaron a llegar y se ofrecieron guiarnos y hacernos cruzar el arroyo con sus canoas y orientarnos entre los pantanos.

Encontramos muchos hermanos que en medio de la nada sobreviven a la providencia de Dios, pero lo admirable fue que en la casa más humilde no faltaba en su interior un santuario con los santos y las vírgenes, y los frentes de sus casitas las imágenes del Guachito Gil.

Sólo nos queda dar gracias porque pudimos vivir esa experiencia de fe y sentir que la providencia del Señor siempre está y se manifiesta en cada uno de sus hijos.

Ramón Sequeira, Misionero
Vicaría Madre Teresa, Hospital Madariaga – Posadas

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.