Encuentro Matrimonial Mundial

El Encuentro Matrimonial Mundial (EMM) es un movimiento de la Iglesia Católica, con la misión de proclamar el valor del matrimonio, ayudando a los cónyuges y parejas a vivir su relación íntima y responsablemente, a través de una experiencia única que son los encuentros de Fin de Semana (FDS), animado por dos o tres matrimonios y un sacerdote, que brindan distintos aspectos de su vida cotidiana a través de charlas.

El Fin de Semana es más que un conjunto de charlas. Se enseña una técnica de comunicación práctica y fácil de incorporar en el día a día. Para los matrimonios es una oportunidad de enriquecer su relación. Para los sacerdotes y consagrados es una experiencia para reflexionar sobre su vocación y fortalecer la relación con su comunidad.

Hoy podemos afirmar que se puede vivir felizmente en pareja. Sentirse querido y apoyado es una maravillosa experiencia que podemos vivir todos los días, dando y recibiendo amor, como en los primeros tiempos de nuestra relación.

¿Cómo lo logramos? Mediante ejemplos vivenciales de los esposos y sacerdote del equipo de FDS conocerán una sencilla técnica de comunicación, “Diálogo en sentimientos” que los ayudará a conocerse mejor a sí mismos y a su pareja. Esta forma de comunicación profunda mejora la convivencia, creando intimidad y uniones más fuertes. Somos fervientes y entusiastas de afirmar que una pareja mejor forma una familia mejor y una sociedad mejor.

En Argentina, el EMM se inicia en el año 1977, llegando a Misiones en la primavera del año 1991 de la mano del P. Jaime Vorwerk svd y tres matrimonios. Hasta la fecha, hemos realizado 67 FDS y llevemos la expansión del movimiento a las Diócesis de Goya y Oberá. Han pasado más de 800 matrimonios y parejas por esta experiencia aquí en Misiones, Corrientes y algunos de Encarnación.

Hace 40 años conocí una comunidad de EMM en la casa de mi hermano y me quedé fascinado con el movimiento. Desde las primeras experiencias pastorales de EMM he comprometido mi vida y ministerio para apoyar y servir en los FDS, talleres y actividades cuando sea posible.

El Encuentro Matrimonial me dio la visión “Esponsal” de mi sacramento del Orden Sagrado. Entendí desde un principio que el sacerdote debe ser la presencia viva de Jesús Buen Pastor para con la Iglesia. EMM me abrió a la dimensión que el sacerdote es también esposo de la misma Iglesia. Ella es mi esposa y estamos unidos en una relación de amor mutuo y fidelidad. Igual como los esposos en el matrimonio, el sacerdote o consagrado tiene la obligación de nutrir y hacer crecer la relación con la gente de su comunidad, a través de una relación cercana, llena de respeto, ternura y buen trato y diálogo sincero con la gente que lo rodea. Cuando vivo de esta manera con mi comunidad, la relación es dadora de vida y me siento pleno y feliz en mi vida y ministerio.

Como a los esposos, el sacerdote o consagrado tiene que renovar su compromiso de amar todos los días, a pesar de las dificultades, desilusiones, ofensas, pruebas o heridas que puedan surgir de la relación con la gente. En el EMM llamamos esto “Tomar la decisión de amar”. Trato de tomar la Decisión de amar un estilo de vida de todos los días. Eso da sentido a mi vida, produce eficacia en mi ministerio sacerdotal y me brinda gozo, paz y un espíritu de agradecimiento a Dios y al movimiento.

P. Jaime Vorwerk svd


P. Jaime (izquierda), asesor espiritual del EMM en Posadas

Acerca del Encuentro Matrimonial Mundial
-en Argentina:
http://www.ematrimonial.org.ar
-en Posadas:
https://www.facebook.com/Encuentro-Matrimonial-Mundial-Posadas-243663256436632