Misión, un estilo de vida

Subsidio misionero preparado para los jóvenes y grupos misioneros en el mes de las Misiones.

Misión no es un trabajo. Es convocar al pueblo para construir el Reino, convocar al pueblo para ser parte del proyecto divino, es convocar al pueblo para edificar la Iglesia. No es una simple idea fascinante que nos hace hacer algo sino es la voluntad de Dios para que nos comprometamos en ella. En este sentido es una tarea sumamente primordial y constante ya que, en cada momento, cada cristiano debe caminar siendo consciente de su condición de ser misionero, discípulo amado y amante del Señor.

Ser misionero no se trata de hacer algo sino es ser consciente de nuestra condición humana, necesitada de la fortaleza de Dios para fortalecer los vínculos humanos, acrecentar la esperanza e infundir la alegría del evangelio en los corazones que no conocen al Señor de la vida. Ser misionero es vivir nuestra vocación bautismal que nos hace sacerdotes para entregarnos y ofrecer, profetas para anunciar y denunciar y reyes para edificar y encaminar una comunidad santa.

» Ver / Descargar: “Misión, un estilo de vida” (Por el Equipo de Comunicación SVD-ARE)